EFEWashington

El mandatario estadounidense Donald Trump tuvo este viernes a unos invitados muy especiales a bordo del avión presidencial Air Force One cuando fue acompañado al estado de Luisiana por la expedición del equipo Eastbank All-Stars, que el pasado mes de agosto se proclamó nuevo campeón de la Serie Mundial de las Pequeñas Ligas de béisbol.

Trump se había reunido primero en la Casa Blanca con el equipo, que tiene su sede en las afueras de Nueva Orleans, como parte de la invitación oficial por ser los nuevos campeones del torneo más importante del béisbol juvenil.