EFE NewsDenver (CO)

Activistas de Colorado cumplieron esta semana dos meses acampando frente a un centro de detención al este de Denver, y que continuarán hasta que todos los detenidos sean liberados.

En marzo pasado, poco después del inicio de la pandemia, dos organizaciones locales, el Comité de Servicio de Amigos Americanos (AFSC) y la Alianza del Pueblo de Colorado (COPA), comenzaron a marchar frente al Centro de Procesamiento del Servicio del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Aurora.

El establecimiento, a cargo de la empresa privada GEO Group, puede alojar hasta 1.500 personas, aunque se estima que en la actualidad se usa sólo entre la tercera parte y la mitad de esa capacidad.

A finales de ese mes, Jennifer Piper, directora de asuntos interreligiosos del AFSC, declaró que ICE y GEO "están jugando con vidas de inmigrantes en medio de una pandemia global", por lo que comenzaron movilizaciones regulares frente al centro del GEO Group.

El 23 de mayo pasado se confirmaron los primeros casos de COVID-19 entre los indocumentados en ese establecimiento, lo que provocó la llegada al lugar de la coalición nacional Abolish ICE (Abolir ICE), que estableció un campamento frente al GEO Group.

De hecho, en ese centro de detención hubo un brote de enfermedades contagiosas (paperas, sarampión) entre enero y abril de 2019 y en agosto de ese año un reporte de las autoridades sanitarias con jurisdicción sobre el centro de GEO determinaron que ese establecimiento "carecía de la preparación para emergencias médicas reales".

AbolishICE inició su campamento indicando que "ICE no está en el negocio de salvar vidas", es decir, "los detenidos pueden llegar a morir antes de que sean deportados" y si no los indocumentados son deportados o transferidos a otro centro de detención.

"ICE está exportando el COVID-19 internacionalmente o transfiriendo el COVID-19 a otras cárceles y prisiones", según Sophie Scholl, cofundadora de Abolish ICE.

Según la dirigente, el campamento se mantendrá "hasta que se logre la libertad de todos los detenidos".

Mientras tanto, y por separado, el AFSC y COPA siguen compilando quejas y denuncias de los alojados en el centro del GEO en Aurora, las que han entregado al gobernador estatal, Jared Polis, realizado vigilias y han organizado "caravanas de protesta" frente a ICE en Aurora y frente a la cárcel del Condado Teller, el único en Colorado que colabora con ICE.