EFE NewsNueva York

Una coalición defensora de inmigrantes inició una campaña de recaudación de firmas para expresar a las autoridades migratorias su preocupación por el riesgo de deportación que enfrentan "decenas de miles de jóvenes" debido al retraso de las tarjetas de residencia a través del Estatus Especial para Jóvenes Inmigrantes (SIJS).

En la carta que planean enviar el 19 de mayo a las agencias de inmigración, el grupo End SIJS Backlog Coalition, así como otros miembros de la comunidad, entre médicos, trabajadores sociales y expertos en bienestar infantil, proponen además soluciones para "el daño" que alegan ha ocasionado el retraso del SIJS.

El grupo explica que debido a una peculiaridad en la ley, que requiere que las tarjetas de residencia de SIJS provengan de una categoría de visa "basada en el empleo", aunque tienen un estatus humanitario, en los últimos años el número de jóvenes aprobados para SIJS ha superado los límites.

Agrega que como resultado, los beneficiarios de ciertos países tienen que esperar años para solicitar la residencia, lo que deja a estos menores vulnerables a la deportación y a otros daños.

El Estatus Especial para Jóvenes Inmigrantes es una protección humanitaria que el Congreso creó para proporcionar rápidamente un estatus legal permanente a niños inmigrantes que han sido abusados, abandonados o descuidados por sus padres.

Una vez aprobado el beneficio, el menor podría solicitar inmediatamente la residencia permanente obteniendo acceso a ayuda financiera federal para educación superior, autorización de empleo y protección contra la deportación, destacan las organizaciones en el comunicado.

De acuerdo con la coalición, hay unos 26.000 niños vulnerables "atrapados en el atraso". Los de México y el Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) enfrentan retrasos de 2 a 3 años, lo que les deja en un limbo legal, sin una protección permanente real.

"Cientos de miles de beneficiarios enfrentan ahora una espera de múltiples años antes de que puedan solicitar por residencia permanente", indica la carta que enviarán al Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y la Oficina Ejecutiva de Revisión de casos de Inmigración (EOIR).

Destacan en la misiva que ese retraso ejerce una presión importante en las cortes de inmigración, agencias y trabajadores, y propone acciones inmediatas que las agencias de inmigración pueden tomar para mitigar los daños del atraso mientras se busca una solución legislativa.

Una de las propuestas es que USCIS debe tomar acción para promover el propósito de SIJS de otorgar rápido acceso para la estabilidad de los jóvenes inmigrantes y sugiere también lo que debe hacer para lograrlo.

También propone que ICE debe tomar pasos para que los solicitantes y beneficiarios no sean deportados del país antes de que se les permita solicitar la "tarjeta verde" de residencia y sugiere también qué debe hacer para cumplir con esa meta.

La coalición propone además que el Departamento de Justicia y la EOIR eliminen las barreras para la disposición eficiente y justa de los casos de individuos pendiente de que se les aprueba la SIJS, así como los pasos que consideran deben tomar para esa meta.

La Coalición End SIJS Backlog Coalition y el Proyecto de Backlog SIJS buscan educar al Congreso, las agencias administrativas relevantes y al público en general sobre los impactos de los límites de visas para niños inmigrantes vulnerables, y abogar por el fin del atraso a través de medios legislativos, administrativos y de otro tipo, según la página web del grupo.