EFEUSAChicago (IL)

Cientos de activistas e inmigrantes realizaron hoy una jornada de acción en Madison, la capital de Wisconsin, en apoyo de la restauración de las licencias de conducir para indocumentados y que el nuevo gobernador demócrata, Tony Evers, incluyó en el presupuesto estatal.

No está claro qué harán con este tema los republicanos que controlan la Asamblea Legislativa, pero integrantes de la campaña Licencias de Conducir para Todos aprovecharon para visitar y tratar de convencer a cada uno de ellos.

"Hemos exhortado a los legisladores a abandonar la retórica antiinmigrante y las políticas dañinas que dificultan la vida de muchas familias", declaró Ken Taylor, de la organización Kids Forward, en un comunicado de Voces de la Frontera.

"Les pedimos que se arremanguen y se unan a nosotros en la construcción de comunidades justas y seguras para nuestras familias", agregó.

Wisconsin emitió licencias de conducir hasta el año 2007 sin exigir el número de seguro social o preguntar por el estatus migratorio, pero dejó de hacerlo al entrar en vigencia las exigencias de seguridad contempladas en la ley REAL ID.

De aprobarse el presupuesto propuesto por el gobernador Evers para 2019-2021, que incluye la restauración de las licencias sin condiciones, se estima que serían beneficiadas de inmediato unas 32.000 personas, de las cuales 22.000 trabajan en granjas y la industria lechera, que dependen en gran medida de la mano de obra inmigrante.

"Las licencias de conducir son una necesidad absoluta en la granja de Wisconsin", dijo hoy Michael Slattery, granjero, economista y miembro de la Unión de Granjeros del estado.

Según se informó en conferencia de prensa, en Wisconsin hay 900 granjas y tambos que producen el 10% del Producto Bruto Interno del estado, y emplean a unos 6.500 trabajadores, en su mayoría indocumentados.

La iniciativa también recibió el apoyo de los jefes policiales de las ciudades de Madison, Mike Koval; y de Green Bay, Andrew J. Smith, que también participaron en una conferencia de prensa realizada en el Capitolio, después de la jornada de cabildeo.

"Estamos obligando a las personas a optar entre violar la ley, y manejar sin licencia, o a dejar de proveer las necesidades básicas de sus familias", dijo Koval.

Smith, por su parte, dijo que el documento, que permitiría identificar a "gente que vive en las sombras", ha probado ser efectivo en los 12 estados que ya lo emiten, entre ellos California, Colorado, Connecticut, Illinois, Nuevo México y Washington.

Además, las legislaturas de Nueva York, Massachusetts, Nueva Jersey y Minesota consideran actualmente leyes para otorgar el documento a inmigrantes sin papeles.

La representante estatal demócrata JoCasta Zamarripa anunció que ya tiene listo un proyecto de ley para restablecer las licencias en Wisconsin, que tendría una validez de dos años y señalaría expresamente que "no es válido para votar".