EFELos Ángeles

El Centro para la Diversidad Biológica notificó este martes que planea demandar al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) por no proteger a los ocelotes y otras especies durante la construcción de diques fronterizos a lo largo del Valle del Río Grande en Texas.

Más de 13 millas (21 kilómetros) de diques correrán a través del Refugio Nacional de Vida Salvaje del Bajo Valle del Río Grande, así como de granjas familiares y otras propiedades privadas en el condado de Hidalgo, Texas, aseveró el grupo ecologista en un comunicado.

“La Administración (del presidente Joe) Biden está siguiendo el manual del muro de (el expresidente Donald) Trump al ignorar protecciones ambientales fundamentales sin consideración hacia la salud humana, la vida silvestre o la ley”, dijo Paulo Lopes, abogado del Centro para la Diversidad Biológica.

“Es hipócrita usar la seguridad como excusa para reparar diques y luego ignorar leyes federales que protegen a las personas y a la vida silvestre. Estas supuestas reparaciones se ven más como una excusa para apresurar la construcción del muro fronterizo”, añadió.

La organización explicó que cuando Biden asumió la Presidencia en enero ordenó suspender durante 60 días la construcción del muro a lo largo de la frontera con México, en parte para determinar a qué destinar el dinero asignado al muro que no se había gastado.

En abril, el DHS indicó que usaría parte de ese dinero para reparar el sistema de diques contra inundaciones a lo largo del Río Grande, también conocido como río Bravo en el norte de México, y aseguró que “este trabajo no involucrará la expansión de la barrera fronteriza”.

“El Servicio de Pesca y Vida Silvestre clasificó al ocelote como especie el peligro en 1982 y calcula que quedan menos de 50 ejemplares en Estados Unidos, todos en el sur de Texas. La restauración del hábitat, incluyendo la creación de corredores para la vida silvestre, es una prioridad para el refugio del Río Grande. El proyecto de diques amenaza lo poco que queda del hábitat del ocelote”, afirma el comunicado.

De acuerdo con la organización, el anuncio de que la Administración Biden está construyendo diques sin una revisión ambiental, o sin evitar el daño a los ocelotes y otras especies silvestres, viola el Acta Nacional de Política Ambiental y el Acta de Especies en Peligro, puntualizó.

En una carta de notificación al Gobierno, la organización ambientalista indicó que si el DHS y la CBP no actúan para remediar esas violaciones en un plazo de 60 días, presentará una demanda ante una corte federal.