EFE NewsLos Ángeles

Defensores de los inmigrantes celebraron este jueves la decisión de un tribunal federal de prohibir la expulsión por razones sanitarias de familias migrantes que ingresan por la frontera, que ha afectado a millones.

La orden del juez federal Emmet Sullivan del Distrito de Columbia, contenida en un fallo de 58 páginas, bloqueó la aplicación de una política impuesta el año pasado por el Gobierno del entonces presidente Donald Trump, denominada Título 42, que permite expulsar a los migrantes que llegan a la frontera, considerándolos una amenaza a la salud pública en medio de la pandemia de covid-19.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) había demandado al Gobierno de Trump por la aplicación de la medida y revivió la querella ante la continuación de la política por parte de la Administración del actual presidente Joe Biden.

"El presidente Biden debió poner fin a esta política cruel e ilegal hace mucho tiempo, y el tribunal hizo bien en rechazarla hoy", dijo Omar Jadwat, director del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU, en un comunicado tras conocerse el fallo.

A su vez, Paola Luisi, directora de Families Belong Together, dijo en un mensaje enviado a Efe que “este fallo respalda lo que los defensores de la inmigración y los expertos médicos han argumentado desde el principio: el único propósito del Título 42 es evitar que las familias y los niños busquen asilo en Estados Unidos y causar sufrimiento”.

“Ya es hora de tener en cuenta el daño causado por las Administraciones pasadas y garantizar que nuestro Gobierno ponga énfasis en la dignidad y la humanidad de las personas que buscan seguridad aquí, y restaurar el proceso de asilo para las personas que buscan seguridad", zanjó.

Por su parte, Greg Chen, director de política gubernamental de La Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA), dijo en su cuenta de Twitter que "finalmente se hizo justicia".

El abogado calificó la política de "condenable e indefendible", y señaló que la Administración apelará la decisión.

Efectivamente, el Gobierno de Biden pidió al tribunal dejar en suspenso la orden por 14 días a fin de tener tiempo suficiente para "explorar sus opciones de apelación", indicó el fallo, que apunta que los "demandantes no se oponen a esa solicitud".

En lo que va del año fiscal 2021, que comenzó en octubre pasado y termina el 30 de septiembre, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha efectuado 1.541.651 detenciones de migrantes en la frontera sur, de los cuales 937.628 fueron expulsados bajo el Título 42.

La organización RAICES dijo en su cuenta de Twitter que continuará con sus llamados a la Casa Blanca para que "deje de seguir los pasos de la Administración Trump en la política de asilo y que ponga fin al Título 42".