EFE NewsLos Ángeles

El gobernador de California, Gavin Newsom, amplió este viernes el acceso a créditos tributarios por trabajo a contribuyentes indocumentados que presentan sus declaraciones de impuestos utilizando un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN).

El demócrata convirtió en ley el proyecto AB 1876, que extiende el acceso de los indocumentados al Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo de California (CalEITC) y el Crédito Tributario por Niños Pequeños (YCTC), beneficiando así a los contribuyentes inmigrantes que puedan calificar.

Se estima que dos de cada tres trabajadores elegibles bajo esta nueva expansión son esenciales, incluidos los trabajadores de restaurantes, tiendas de comestibles y de la industria agrícola, advirtió la oficina del gobernador en un comunicado.

“Los trabajadores indocumentados de primera línea dejan a sus familias todos los días para mantener nuestra economía en funcionamiento, pero muchos todavía están luchando para llegar al fin de mes”, explicó Newsom.

Además, el demócrata resaltó que los indocumentados que residen en California pagan impuestos y “deben ser tratados como contribuyentes, elegibles para los mismos créditos y pagar las mismas tasas impositivas".

“La expansión del CalEITC proporcionará un impulso crítico a las familias indocumentadas y de estatus mixto en todo el estado, estimulará la economía y nos hará a todos más fuertes frente a la incertidumbre económica”, agregó.

La AB 1876 elimina el requisito de que un contribuyente ITIN tenga al menos un hijo menor de seis años para calificar para el CalEITC. El requisito ya no se aplicará a partir del 1 de enero de 2021. El 97 % de los niños que se beneficiarán son niños de color y 90 % son latinos.

En 2019, el gobernador casi duplicó el presupuesto estatal para CalEITC, calificándolo como una de "las iniciativas contra la pobreza más importantes" del año.

Amplió la elegibilidad por ingresos para los trabajadores que ganan hasta 30.000 dólares al año y creó un aumento de 1.000 para los hogares con niños menores de 6 años. Sin embargo, los indocumentados habían quedado por fuera de estos créditos.

Desde que se estableció el crédito fiscal en 2015, los defensores de los inmigrantes se habían quejado de que la medida dejaba fuera a los inmigrantes indocumentados.

La aprobación del proyecto contó con apoyo republicano. El acuerdo representa una forma en que la Legislatura está tratando de ayudar a los trabajadores indocumentados, que constituyen uno de cada 10 trabajadores de California.

"Nuestras comunidades de inmigrantes se han visto especialmente afectadas por la pandemia (de COVID-19) y quedan fuera de muchos programas de red de seguridad social. La ampliación del crédito tributario por ingresos del trabajo a los contribuyentes deITIN abrirá el acceso a la asistencia que se necesita desesperadamente”, dijo el asambleísta David Chiu en un comunicado.