EFE NewsNueva York

La Alianza de Nueva Jersey para la Justicia de los Inmigrantes (NJAIJ por siglas en inglés) hizo un llamado este miércoles a los legisladores estatales a actuar "de inmediato" en la legislación que prohibiría nuevos contratos, renovaciones o extensiones de éstos con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La coalición de 43 organizaciones indicó que, a pesar de los llamados de la comunidad inmigrante sobre esos proyectos en la Asamblea y el Senado, el Comité de Seguridad Pública y Ley de la Cámara baja se reunió este miércoles, y no incluyó el proyecto A5207 en su agenda de trabajo.

Destacaron que eso ocurrió pese a que en conjunto los miembros de este comité representan a casi medio millón de inmigrantes de Nueva Jersey, donde ha habido protestas en repudio a los millonarios contratos con la agencia federal.

"Estamos desanimados por la falta de motivación en la Legislatura de Nueva Jersey para discutir un proyecto de ley que frenaría en gran medida la detención de inmigrantes", indicó Chia-Chia Wang, directora de organización del programa de derechos de inmigrantes del American Friends Service Committee, miembro de la coalición.

La NJAIJ recordó que la propuesta para poner fin a la relación con ICE en Nueva Jersey se presentó el pasado diciembre y que ha languidecido en la Legislatura durante cuatros meses, y que tras una audiencia del comité del Senado en marzo "fue retirado repentinamente de la votación".

El llamado a la acción surge luego de una semana en la que el condado de Essex anunció el fin de la relación de 13 años de su cárcel en la ciudad de Newark con ICE, aunque en lugar de inmigrantes albergará detenidos del condado de Union.

Y luego de que se conociera una demanda de los propietarios de la instalación donde ubica el centro de detención de inmigrantes en Elizabeth contra la compañía que la administra, CoreCivic, que puede llevar al cierre de la instalación.

Recuerdan además en un comunicado que el condado de Hudson acaba de renovar su contrato con ICE y que las, en su opinión, deplorables condiciones y el trato en esa prisión y en la del condado de Bergen llevaron a una serie de huelgas de hambre.

NJAIJ pidió a los líderes estatales que se reúnan de nuevo para aprobar la A5207 de la Asamblea estatal y la S3361 del Senado para garantizar que no se produzcan nuevos acuerdos con ICE.

Las organizaciones aseguraron además que el liderazgo estatal tiene la oportunidad cumplir con un deber moral al prohibir que ICE regrese a Nueva Jersey.

"Esa prohibición acercaría un paso más a Nueva Jersey a convertirse verdaderamente en un estado justo y acogedor", reitera la coalición que destacó que un cuarto de millón de habitantes de Nueva Jersey viven con un miembro indocumentado del hogar.