EFE NewsLos Ángeles

El representante federal Jesús “Chuy” García, demócrata por Illinois, declaró este martes que no puede apoyar un acuerdo de reconciliación del presupuesto que no incluya un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes.

“Un acuerdo de reconciliación del presupuesto sólido y equitativo debe incluir un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes; nuestro país no puede recuperarse por completo sin él, y no puedo apoyar ningún acuerdo que deje atrás a tanta gente en mi distrito”, sostuvo el legislador en una declaración.

Añadió que los legisladores deben “aprovechar esta oportunidad histórica para traer compasión y dignidad a nuestro sistema de inmigración, y brindar la certeza que conlleva tener el estatus legal que merecen millones de inmigrantes y sus familias”.

“Durante décadas he escuchado la difícil situación de familiares, amigos y personas de mi comunidad de la región de Chicago cuyas vidas han quedado en suspenso”, manifestó el congresista, citado por el periódico The Hill.

De acuerdo con García, los legisladores deben aprovechar toda oportunidad disponible para arreglar el sistema migratorio, “incluido el proceso de reconciliación del presupuesto para ayudar a los jóvenes beneficiarios de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), los titulares de TPS (Estatus de Protección Temporal), los trabajadores agrícolas y otros trabajadores esenciales”.

“Esta sería potencialmente la primera acción legislativa significativa sobre este asunto en 35 años”, apuntó.

Sostuvo que tal avance es “crucial” para los miles de trabajadores esenciales indocumentados de su distrito. “Se sacrificaron para mantener a este país en funcionamiento durante lo peor de la pandemia y, con frecuencia, no tuvieron acceso a ayuda o asistencia médica por temor a ser deportados. Se lo debemos a ellos”, expuso.

“Siempre he sido un defensor de las comunidades de inmigrantes y no dejaré de luchar hasta que cada persona indocumentada tenga un camino hacia la ciudadanía en el país al que llaman hogar”, concluyó.

Algunos legisladores demócratas han abogado porque el gasto social del presupuesto se apruebe en el Congreso mediante un mecanismo llamado "reconciliación".

Esa vía permite aprobar algunas medidas que tengan relación con el presupuesto con apenas una mayoría simple de 51 votos en el Senado, justo los que tienen los demócratas, que podrían por tanto sacarlo adelante sin ningún apoyo de la oposición republicana, pero los conservadores se oponen tajantemente.

De acuerdo con The Hill, la posición de García es notable porque los demócratas no pueden darse el lujo de perder ningún voto si quieren llevar un paquete de reconciliación al escritorio del presidente Joe Biden.

El posicionamiento sigue a los llamados de otros demócratas que quieren incluir disposiciones migratorias en cualquier esfuerzo de reconciliación. Pero García dio un paso más al vincular su apoyo al esfuerzo a la inclusión de tales disposiciones.