EFE NewsMiami

El Congreso de Florida, que inicia este martes sus sesiones, tiene este año entre sus proyectos de ley uno que busca impulsar el polémico programa federal E-Verify que insta a los empleadores a revisar que sus empleados no sean indocumentados.

Sendas iniciativas fueron presentadas en ambas cámaras estatales, que se hacen eco de una promesa del gobernador de Florida, Ron DeSantis, que desde su campaña ha estado alineados con las duras políticas impulsadas por el presidente Donald Trump.

El uso del sistema de verificación de empleo, sin embargo, cuenta con la oposición de algunos republicanos, quienes son la mayoría en ambas cámaras del Legislativo estatal.

El proyecto en el Senado (SB-664) requeriría que tanto empresas privadas como contratistas del estado utilicen E-Verify, mientras que el de la Cámara baja (HB-1265) insta solo a las empresas oficiales a cumplir con la medida.

La opción más moderada, presentada por el republicano Cord Byrd, obligaría a todos los empleadores públicos, así como sus contratistas y subcontratistas, a registrarse en el Departamento de Seguridad Nacional para usar E-Verify a partir de 2021.

Bajo el proyecto de Byrd, los empleadores privados, que no sean contratistas del Gobierno, no tienen la obligación de utilizar E-Verify.

En 2011 en Florida, el entonces gobernador Rick Scott ordenó mediante una orden ejecutiva a todas las agencias de su administración a usar E-Verify mientras que a las otras agencias estatales se le "sugirió" usar el sistema.

En 2019, en su primer año de mandato, el gobernador DeSantis hizo ley un proyecto contra las llamadas ciudades santuario, que protegen a los indocumentados de deportaciones y castiga a las jurisdicciones que no colaboran con ciertas directrices federales de inmigración.

Organizaciones como la Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC) instaron este lunes a los legisladores a dar prioridad durante el próximo periodo legislativo estatal a proyectos como el de proveer de licencias de conducción para indocumentados.

"Tener acceso a una licencia de conducir daría la oportunidad a miles de floridanos como yo de tener derecho a la movilidad y vivir sin temor. También impulsará la economía y creará carreteras más seguras", manifestó en rueda de prensa Julio Calderón, activista de FLIC.