EFEUSAAustin (TX)

Una unidad de la Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) fue presuntamente agredida con piedras por inmigrantes indocumentados mientras prestaban atención sanitaria a una mujer cerca del puerto de entrada de Progreso (Texas), denunciaron hoy las autoridades.

El incidente, que tuvo lugar el pasado sábado, según detalla un comunicado oficial, se produjo cuando los agentes avistaron a un grupo de personas tratando de entrar de forma irregular al país saltando desde un árbol en la ciudad de Weslaco (Texas).

Al llegar al lugar, una mujer, de 25 años y nacionalidad mexicana se encontraba tendida en el suelo aquejada de un dolor de espalda y además, según la versión oficial, decía estar embarazada.

En base a la declaración de los patrulleros, cuando procedieron a proporcionarle atención médica primaria a la mujer, uno de los sujetos comenzó a lanzar piedras contra ellos desde el puente fronterizo, antes de huir de nuevo hacia México.

Ningún agente resultó herido de gravedad.

Según las autoridades, tras ser atendida en un hospital, la mujer será procesada a tenor del "ordenamiento inmigratorio vigente".

Esta misma semana, la CBP informó de la detención de al menos 24 personas en diferentes operativos policiales, entre los que destacó el hallazgo de una casa escondite en Weslaco, donde 16 inmigrantes indocumentados esperaban para ser trasladados a otras ciudades del país y que ahora enfrentaran cargos penales.

Del 1 de octubre de 2107 al 30 de junio de 2018, en el sector del Valle del Río Grande (Texas) se registró la detención de 1.157 personas; un aumento del 53 % en comparación con el mismo período hace un año, según cifras policiales.