EFE NewsLos Ángeles/México

“Abandonados y aislados" por su país, así dicen sentirse los 80 mexicanos que trabajaban en los consulados y la embajada de México en Estados Unidos y que fueron cesados en las últimas semanas sin que, dicen, se les diera una oportunidad para preparar su regreso a su país o arreglar su situación migratoria.

“Mi cabeza no puede asimilar que nos hayan dejado abandonados y aislados en ese momento. Ese no es el país y la entidad que dice defender a sus connacionales en Estados Unidos. México nos dejó en el desamparo total”, dijo a Efe un exfuncionario del consulado de México en Houston que no se quiso revelar su identidad por temor a represalias.

DE UN DÍA PARA OTRO

El mexicano lleva dos semanas buscando una solución a la precaria situación en la que, según él, lo dejó el Gobierno mexicano el pasado 30 de diciembre, día en que le comunicaron que su contrato anual para 2021 no sería renovado.

“Me cayó como una bomba. Que me informaran dos días antes de que se tuviera que renovar el contrato es lo más injusto que han hecho conmigo en la vida”, relata el exfuncionario.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México informó en un comunicado que 80 empleados del servicio consular en EE.UU. no se les renovaría su contrato anual en 2021 porque existía un problema con las visas A-2 que permiten trabajar a estos extranjeros en suelo estadounidense.

Dulce Flores, vocera del Comité de Empleados Consulares mexicanos en Estados Unidos, explicó a Efe que desde 2016 el Departamento de Estado de EE.UU. envió una nota diplomática al Gobierno mexicano determinando que solamente se le otorgarían visas diplomáticas A-2 por cinco años. Plazo que supuestamente vence en agosto del 2021.

Esta fue la razón expuesta a los empleados cesados. Sin embargo en el caso del exfuncionario de Houston su visa expira en 2022.

“Me dejaron sin un peso, yo me había comprometido con lo del arriendo para este año, y me toca pagar ese dinero, ya me tocó desconectar el teléfono, y la verdad no tengo un solo peso para regresarme”, cuenta con tono desesperado el mexicano, que no tiene familia en Houston que le eche la mano.

Sumado a la zozobra de quedar desempleado de un momento a otro, el mexicano advierte que su visa no le permite trabajar en otra clase de empleo dentro de Estados Unidos, y que depende de él su mamá, de 73 años y que vive en Ciudad de México.

“Yo no sé qué voy a hacer. No tuvieron corazón”, insiste.

En una situación similar se encuentra una exfuncionaria del consulado de México en Las Vegas. La mexicana, que solo se identificó con el apellido de Fajardo, contó a Efe que recibió la noticia el 22 de diciembre.

“Fue una Navidad amarga, y eso que supuestamente fui una de las primeras a las que dijeron”, relata la exfuncionaria, que llevaba 13 años trabajando como contratista de SRE de México.

UNA DECISIÓN ROTUNDA

Fajardo asegura que como último recurso le pidió al jefe de la entidad consular que intentara pedir que se le extendiera un contrato por al menos 6 meses más, hasta junio, cuando su visa A-2 expira.

“La respuesta de la SRE fue que no. Realmente nos dejaron abandonados a nuestra suerte”, recalca la exfuncionaria, madre de una pequeña, que radica en una de las ciudades más afectadas por el empleo en el país debido a la pandemia del coronavirus.

"No es que podamos salir a buscar trabajo inmediatamente, estamos atados de manos", valoró.

Entre los afectados están trabajadores de los 50 consulados a través de Estados Unidos, e incluso de la embajada de México en Washington DC, como Margarito García, que llevaba 13 años como mayordomo de la residencia oficial y quien trabajó con seis embajadores en diferentes administraciones.

La embajadora le dijo que no había nada que hacer, según dijo García al periódico Los Angeles Times.

EXIGEN RESPETO

El Comité que encabeza Flores, quien trabaja en el consulado de México en Los Ángeles, hizo un llamado urgente al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para que se reinstale inmediatamente a los 80 afectados, que se les dé una posición en su país o se les otorgue una indemnización por los años de servicio.

En segundo lugar, el Comité y los trabajadores quieren conocer los avances sobre el tema entre el Departamento de Estado y SRE de México. En tercer lugar, Flores advierte que los trabajadores están pidiendo al Gobierno de López Obrador emita una moratoria en posibles nuevos despidos.

Más de 700 empleados consulares actualmente corren peligro porque también dependen de las visas de trabajo A-2, explicó Flores.

“Estamos conscientes de que lo que están viviendo nuestros compañeros, que es una catástrofe, puede pasarnos a nosotros”, dice un funcionario de un consulado que se identificó como Socorro.

TAMBIÉN PIERDE LA COMUNIDAD INMIGRANTE

Para Jorge Reyes, como se identificó uno de los funcionarios afectados por la expiración de los contratos, la decisión de cesar a estos mexicanos manchó la imagen del mismo país en Estados Unidos.

“Cómo van a poder decir que están para ayudar a sus connacionales si están dejando a 80 familias sin sustento, sin documentos en medio de una pandemia. Es vergonzoso”, concluyó el mexicano, que destacó que, con su salida, se pierde también la experiencia y los conocimientos de los despedidos, importantes para poder ayudar la comunidad inmigrante.

Por su parte, Roberto Velasco, encargado de despacho de la Subsecretaría para América del Norte de la SRE, dijo este miércoles en una conferencia de prensa en Ciudad de México que "los contratos que no se renovaron no son ochenta; son cincuenta", y que la renovación o no de los contratos depende de diversos factores, incluyendo "disponibilidad presupuestal, desempeño del trabajador y las necesidades cambiantes de la representación (diplomática)".

"No estamos hablando de que sea una decisión fundamentalmente tomada en función de las visas que tengan los trabajadores", declaró el funcionario, y aclaró que la SRE está esperando que entre en funciones el nuevo Gobierno en EE.UU. para tratar con las nuevas autoridades estadounidenses la situación de los demás trabajadores cuyas visas A-2 vencen en agosto próximo.