EFEUSALos Ángeles

El uso "no autorizado" de la información sobre el seguro social de 3.200 usuarios del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California se debió a "errores involuntarios", detalló la agencia este miércoles.

En un comunicado obtenido por Efe, el DMV explicó que el acceso a la información por parte de siete entidades federales, estatales y regionales se originó en parte por investigaciones sobre actividad criminal o cumplimiento de leyes de impuestos durante los pasados cuatro años.

Dentro de los registros consultados figuraron los datos de 63 inmigrantes indocumentados poseedores de licencia de conducir en el estado y otros 20 que solicitaron la licencia y aún estaban en proceso de obtenerla, señaló el comunicado del DMV.

La legisladora demócrata de San Diego Lorena González, quien impulsó una ley firmada a mediados de octubre por el gobernador, Gavin Newsom, que prohíbe a las agencias federales utilizar las bases de datos de las licencias de conducir para obtener información de indocumentados, criticó lo sucedido.

Para González, esta filtración de información demuestra la necesidad de la nueva medida, que comienza a regir el 1 de enero de 2020 en el Estado Dorado.

"Tenemos que asegurar que los residentes de California no tengan ninguna razón para temer (sobre el uso indebido de su información) al obtener su licencia de conducir", señaló González en una declaración enviada Efe.

La legislación solo autoriza el acceso a información de inmigrantes indocumentados en casos relacionados con investigaciones criminales conducidas por las agencias federales.

Al descubrir el 2 de agosto pasado que se estaban compartiendo datos no autorizados, el DMV inmediatamente suspendió el suministro de la información y tomó las medidas correctivas necesarias para evitar la repetición de un error similar.

La entidad realizó una "precisa revisión de cumplimiento y ha ejecutado otras numerosas gestiones de supervisión a diferentes niveles", para asegurar que no se compartan datos confidenciales sin autorización, declaró Anita Gore, subdirectora de la Oficina de Asuntos Públicos del DMV.

El caso se agrega a otros problemas que el DMV de California ha tenido que enfrentar recientemente, como errores en el registro de votantes y largas filas y demoras de atención en sus oficinas.

A partir de octubre de 2020, las actuales licencias de conducir del estado no tendrán validez como identificación nacional, por lo que no servirán para abordar un avión o entrar a un edificio federal.

El DMV está realizando una campaña para obtener la nueva licencia de conducir que cumpla con las regulaciones establecidas por el Gobierno Federal del Real ID, la cual obliga a los estados emitir permisos de manejo de conducir que cumplan con varios requisitos de seguridad.