EFE NewsLos Ángeles

El Gobierno de Estados Unidos requerirá vacunas contra la covid-19 a los solicitantes de la residencia permanente y de otros tipos de visas como las de refugio a partir del 1 de octubre, anunciaron hoy miércoles los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

"La vacuna de la covid-19 ahora cumple con los criterios de vacunación para los solicitantes de estatus de refugiado o inmigrante", indicaron los CDC en un comunicado.

Añadieron que a partir del 1 de octubre de 2021 todos los solicitantes estarán obligados a aplicarse la vacuna como parte de los requisitos médicos que exigen las autoridades de inmigración, y se les recomienda que completen las inmunizaciones contra la covid-19 lo antes posible.

Si la vacuna de la covid-19 que el solicitantes se aplica es una serie de dos dosis, ambas dosis deben estar documentadas, indicaron los CDC.

La regla excluye a los niños solicitantes de visa de inmigrante, para quienes no se recomiendan las vacunas contra la covid-19 debido a su edad, y a las personas que por motivos de salud no pueden recibir la vacuna.

También estarán exentos los solicitantes de residencia permanente de países donde las vacunas contra la covid-19 “no están disponibles”.

"Si la vacuna está disponible pero debido a un suministro limitado en los países de origen, y esto causa un retraso significativo para que el solicitante reciba su vacuna, entonces esta situación también se consideraría como 'no disponible de manera rutinaria'", expuso el texto.

Además se considerarán exenciones para solicitantes con objeciones religiosas o morales para recibir la vacuna.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) y el Departamento de Estado tomarán decisiones sobre dichos solicitantes de forma individual.

Pero los solicitantes que simplemente rechacen la vacuna sin razón serán considerados inadmisibles.