EFE NewsLos Ángeles

El trágico accidente ocurrido frente a las costas de San Diego, que dejó al menos tres muertos luego de que naufragara un bote con más de 30 personas a bordo, y que las autoridades estiman eran indocumentadas, volvió a poner de relieve los riesgos que afrontan los migrantes para llegar a Estados Unidos.

El suceso ocurrió la mañana de este domingo en las costas rocosas de Point Loma Tide Pools, cerca al Monumento Nacional Cabrillo, al sur de California y a menos de 20 millas náuticas de la frontera con México.

La Guardia Costera en San Diego, que respondió el domingo al llamado de emergencia y pasó toda la noche en la escena, suspendió este lunes la búsqueda de otras posibles víctimas del accidente, según informó la dependencia.

“Ayer, se nos recordó una vez más lo peligrosos que pueden ser estos intentos de contrabando en el océano”, dijo en un comunicado Timothy Barelli, comandante del Sector San Diego de la Guardia Costera.

Según los guardacostas, en la embarcación viajaban 32 personas, tres de las cuales han sido declaradas muertas por el médico forense del condado de San Diego. Otras cinco fueron llevadas al hospital y una de ellas permanece en estado crítico.

Según la cadena NBC, los fallecidos son dos mujeres y un hombre. Las autoridades no han revelado el nombre de las víctimas ni tampoco sus nacionalidades.

La tarde de este lunes, el Consulado General de México en San Diego dijo que "se ha detectado que la mayoría de los sobrevivientes son mexicanos" y que las edades de las personas que viajaban en la embarcación oscilan entre los 18 y 40 años.

En un comunicado, el consulado señaló que la mayoría de los que iban a bordo eran hombres (25) y que están tratando de determinar si dos de los afectados son menores de edad.

Las imágenes difundidas por las autoridades locales muestran que la embarcación quedó completamente destruida y sus restos alcanzaron la orilla.

Rick Romero, teniente de salvavidas de San Diego, explicó que al llegar al lugar del siniestro los organismos de socorro encontraron "personas en el agua, ahogándose, siendo succionadas por la corriente de resaca", mientras otras ya habían llegado a la orilla.

Dijo que las condiciones en el lugar eran "bastante duras": fuerte oleaje, viento frío y el agua a una temperatura de 60 grados Fahrenheit (15,5 grados centígrados), que, aseguró, puede causar cuadros de hipotermia "bastante rápido”.

Jeff Stephenson, vocero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) San Diego, informó que una de las personas rescatadas del naufragio fue detenido como sospechoso de conducir la embarcación.

CALIFORNIA REGISTRA MÁS CRUCES

De acuerdo a medios locales, algunos turistas y lugareños presenciaron la emergencia que pasaba la embarcación tipo remolcador que se volcó en medio de fuertes olas y en plena mañana de domingo, cuando las playas californianas tienen más visitantes.

El naufragio ocurrió justo dos meses después que una camioneta, que transportaba a 25 personas y cruzó la frontera a través de un agujero en la valla limítrofe hecho por los traficantes, se estrellara contra un camión de carga en el área californiana de Holtville, a unas 30 millas de la frontera. El accidente dejó 13 muertos y 13 heridos.

CBP alertó el viernes pasado que han visto un aumento del número de indocumentados que intentan ingresar a través de la frontera entre California y México.

Entre el 1 y el 26 de abril, los oficiales de CBP aprehendieron a 1.632 individuos considerados inadmisibles, en comparación con 1.081 indocumentados en el mismo período del pasado mes de marzo, lo que representa un aumento del 51 %.

Además, cada vez más estos individuos son ciudadanos de países distintos a México, resaltó la agencia federal

MÁS TRAGEDIAS

A esto se suma el hallazgo de personas muertas a ambos lados de la frontera.

El jueves pasado, agentes de CBP encontraron un hombre muerto justo al sur del muro fronterizo secundario en el sector de Otay Mesa, frontera de California con Tijuana. El caso está siendo investigado por el Departamento del Alguacil del Condado de San Diego (SDSD).

Hace cuatro semanas un migrante cubano se ahogó tratando de nadar alrededor del muro fronterizo en el Océano Pacífico desde Playas de Tijuana hasta Imperial Beach, California, y una mujer hondureña de 28 años se ahogó cerca del mismo lugar el 13 de marzo, según reportó el periódico San Diego Union Tribune.

El Consulado de México añadió que se mantiene atento al desarrollo del incidente para asistir a posibles víctimas. El teléfono de emergencias, disponible 7 días a la semana las 24 horas, es el (619)-843-6399, y que está pendiente de los procesos de repatriación.