EFEUSAMiami

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, señaló que ha sostenido una conversación telefónica con el presidente de EE.UU., Donald Trump, quien le ha asegurado que no se enviarán a este estado indocumentados desde la frontera con México, informan este domingo medios locales.

"Me pidió que les asegure que no se trasladarán ni se liberarán en el estado de Florida a las personas que cruzan ilegalmente la frontera de Estados y México", dijo DeSantis durante una gala de la Asociación de Benevolencia de las Fuerzas de Seguridad de Miami-Dade, celebrada la noche del sábado en el hotel Trump National Doral Miami.

El propio secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, señaló este domingo a la cadena estadounidense CBS que el plan había sido desestimado.

La noticia llega luego de que esta semana las autoridades locales de Florida y el propio gobernador, un aliado del presidente Trump, se manifestaran en contra de la transferencia de familias indocumentadas desde la frontera a Florida, entre otros destinos de Estados Unidos.

"Creo que afectará nuestros recursos, las escuelas, la atención médica, la aplicación de la ley y las agencias estatales", dijo DeSantis el viernes durante una rueda de prensa en Sarasota (oeste del estado), en la que recalcó que Florida no puede hacerse cargo "del flujo de inmigrantes indocumentados".

A su vez, los alcaldes y alguaciles de los condados de Broward y Palm Beach, a los que, según el plan, se iban a enviar los indocumentados, rechazaron la propuesta por carecer estas demarcaciones de recursos federales para albergues, alimentos y seguridad.

"Es un problema de seguridad pública", dijo Ric Bradshaw, el alguacil de Palm Beach.

El sábado, Bradshaw saludó las nuevas informaciones que recibió desde la dependencia de Miami de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), según las cuales finalmente no se iban a trasladar indocumentados desde Texas, a razón de unos 500 mensuales para cada condado, de acuerdo al planteamiento inicial.

Este domingo, en una entrevista al programa de CBS "Face The Nation", McAleenan dijo que a comienzos de esta semana la CBP notificó a las autoridades de esos condados "que estaban estudiando la posibilidad de hacer eso", pero que el sábado finalmente se desestimó la idea.

El secretario interino manifestó que la administración está enfocada en apelar a las áreas de la frontera suroeste del país para manejar la afluencia de inmigrantes.