EFE NewsTucson (AZ)

Un grupo de 27 gobernadores republicanos solicitaron este lunes una reunión con el presidente, Joe Biden, para discutir la crisis migratoria en la frontera con México, región que continúa registrando números históricos de cruces de inmigrantes indocumentados.

En una carta encabezada por los gobernadores de los estados fronterizos de Arizona, Doug Ducey, y Texas, Greg Abbott, los mandatarios estatales solicitan un encuentro con Biden en la Casa Blanca en los próximos 15 días.

En la misiva dicen que la actual situación, con detenciones de indocumentados superiores a las 200.000 en los últimos dos meses, se debe a que el demócrata no ha aplicado las leyes migratorias desde que llegó al poder en enero pasado, cuando reemplazó en el cargo al republicano Donald Trump, que se caracterizó por su mano dura en esta materia.

Los mandatarios consideran que el incremento en el flujo migratorio ha provocado una crisis humanitaria internacional, fomentado la actividad criminal y ha abierto las puertas del país al tráfico humano y el tráfico de drogas.

Algo que, afirman además, entre otros, los gobernadores de Florida, Georgia, Idaho, Massachusetts, Missouri, Montana, Alaska, entre otros, pone en riesgo la salud pública y la seguridad de sus estados.

"La crisis que comenzó en la frontera sur, ahora se entiende más allá, afectando a cada estado y requiere de una solución inmediata antes de que la situación empeore", señalaron los gobernadores republicanos en la misiva.

Aseguran que la crisis migratoria en la frontera no puede seguir siendo "ignorada" y enfatizaron que las detenciones de indocumentados se han disparado en los últimos meses, con números no vistos en más de 20 años.

La carta se envía ahora que las imágenes de miles de inmigrantes, en su mayoría haitianos, que esperan bajo el puente internacional en El Río, en Texas, a ser procesados por las autoridades estadounidenses, han dado la vuelta al mundo.