EFEUSALos Ángeles

La línea nacional gratuita de asesoría legal para inmigrantes recluidos en centros de detención fue desconectada tras aparecer en la serie "Orange Is The New Black", de Netflix, anunciaron este viernes activistas.

La línea que comunica a los inmigrantes con asesores legales es resultado de una iniciativa de la organización Freedom for Immigrants, que en 2013 logró instalar el servicio en centros de detención de inmigrantes del país tras un acuerdo con la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

"ICE está intentando silenciar a sus críticos y bloquear a los inmigrantes en detención para que no se conecten con las comunidades en el exterior", aseveró a Efe la fundadora y directora de la organización, Christina Fialho.

Según Fialho, las líneas gratuitas dejaron de funcionar el pasado 7 de agosto, dos semanas después del estreno de la séptima y última temporada de la serie y en la que se menciona el número del servicio (9481).

En el quinto capítulo, "Minority Deport", el personaje de Maritza (Diane Guerrero), una inmigrante que está por ser deportada, descubre que existe una línea telefónica gratuita a la que puede llamar para obtener asesoría legal sin coste alguno.

El número y el servicio se menciona luego en otros episodios de la temporada, y es parte de una campaña desarrollada entre los productores y la organización.

"Es decepcionante pero no inesperado que el ICE de Trump se involucre en un comportamiento tan cruel y antidemocrático", subrayó Fialho.

La fundadora resaltó que "la organización está siendo blanco de las autoridades federales por exponer abusos en las detenciones y ampliar las historias de personas que sufren en el sistema".

En junio pasado, con motivo del estreno de la última temporada, los productores de "Orange is The New Black" presentaron una iniciativa para recaudar fondos a favor de organizaciones que luchan contra la encarcelación masiva de inmigrantes en el país.

El fondo de ayuda, llamado "The Poussey Washington Fund", toma precisamente la idea de uno similar que aparece en la serie que ayuda a mujeres internadas en prisiones.

Cynthia Galaz, ejecutiva de Freedom for Immigrants, y responsable de la línea gratuita, resaltó que "la línea directa nacional permite la comunicación y el desarrollo de la comunidad entre los que están dentro y fuera de la detención".

"Al bloquear el acceso a la línea directa de Freedom for Immigrants, ICE promueve la privación de derechos de la comunidad y evita que el público sepa lo que sucede dentro de estas instalaciones", insistió Galaz.

Laura Gómez, la actriz que interpreta a Blanca, un personaje que también habló de la línea gratuita en la trama de la serie, denunció el hecho este viernes en su cuenta de Twitter, donde dijo que la "vida real supera a la ficción".

Efe consultó a ICE sobre la cancelación del servicio, pero no obtuvo respuesta.