Los Ángeles, 12 mar (EFE News). Un juez federal en Los Ángeles, California, ordenó nombrar un monitor independiente que garantice el cumplimiento de sus órdenes por parte del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) respecto al manejo de la emergencia sanitaria por la covid-19 en los centros de detención de inmigrantes, y la liberación de personas de mayor riesgo.

El juez Jesús Bernal, del Distrito Central de Estados Unidos en California, ordenó que se nombre un tercero para que vigile que el ICE acate sus órdenes para proteger a los indocumentados bajo custodia, informó este viernes la organización Southern Poverty Law Center (SPLC).

“La Corte está particularmente preocupada por las aparentes fallas sistemáticas para identificar a los miembros de la subclase (inmigrantes favorecidos por el fallo), las demoras e inconsistencias en las redeterminaciones de custodia y el monitoreo inadecuado del cumplimiento de las políticas relevantes”, escribió Bernal en su orden.

La orden se da casi un año después de que el magistrado pidiera al ICE considerar la liberación de todos los inmigrantes bajo su custodia cuya edad o condiciones de salud les colocarann en mayor riesgo debido a la pandemia de covid-19.

Bernal respondía en abril de 2020 a una demanda de emergencia presentada en marzo pidiendo al ICE "tomar medidas inmediatas para proteger del brote de coronavirus a los migrantes recluidos en los centros de detención de inmigrantes, particularmente aquellos en mayor riesgo".

El SPLC, junto a Civil Rights Education and Enforcement Center (CREEC) y Disability Rights Advocates (DRA), entre otros, argumentaron que si el ICE no podía o no tomaba medidas de inmediato para garantizar que las personas médicamente vulnerables estuvieran protegidas, incluido el acceso oportuno a la atención médica calificada, entonces la corte debía ordenarle que liberara a esas personas en interés de la salud pública.

"La imprudencia del Gobierno tiene consecuencias reales de vida o muerte", dijo en un comunicado Verónica Salama, abogada de SPLC.

En ese sentido Melissa Riess, abogada de DRA, advirtió que “los acusados (ICE) han demostrado repetidamente su incapacidad o falta de voluntad para garantizar la seguridad y la salud de quienes están bajo su custodia”.

"Estamos particularmente complacidos de que el tribunal haya reconocido la importancia de un tercero para hacer cumplir los derechos de los más vulnerables, especialmente aquellos sin representación legal".

Desde que comenzó la pandemia el ICE ha registrado 9.967 casos positivos de covid-19 entre los inmigrantes bajo su custodia. De este número, nueve detenidos murieron por causas relacionadas al coronavirus.

Actualmente 423 inmigrantes detenidos están lidiando con la enfermedad.