EFEMiami

La Legislatura de Maryland votó este martes en favor de anular los vetos del gobernador, el republicano Larry Hogan, a dos proyectos de ley que ponían fin a la detención privada del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en el estado y a que esta agencia tenga acceso a información de los conductores inmigrantes.

Los vetos de Hogan a estos proyectos de ley fueron anulados durante una sesión especial con un amplio apoyo de ambas cámaras, en las que los demócratas tienen mayoría.

El proyecto de ley HB 23 impediría que los agentes federales puedan, sin una orden judicial, inspeccionar fotografías u otra información personal y los registros de reconocimiento facial para hacer cumplir leyes migratorias.

Y la HB 16 exigiría a los condados con contratos firmados con el ICE para encarcelar a los migrantes detenidos que pongan fin a estos acuerdos antes del 1 de octubre del próximo año.

El gobernador vetó en mayo pasado estas dos medidas y entonces se mostró contrario a leyes que prohíban a las agencias estatales ayudar a las federales en la aplicación de las leyes migratorias, de competencia exclusiva de las autoridades federales.

Hogan rechazó "hacer de Maryland un estado santuario" y aseguró que las autoridades locales deberían "cooperar totalmente" en esta materia.

El grupo Casa Maryland se congratuló de estas votaciones que, en su opinión, demuestran que el estado está "al lado de sus familias inmigrantes".

"La victoria en la Cámara de Representantes ayuda a poner fin al terror al que se enfrentan los inmigrantes a manos del ICE al acabar con las detenciones privadas del ICE y al cortar el acceso del ICE a los datos de los conductores inmigrantes", dijo Gustavo Torres, director ejecutivo de Casa Maryland.

Torres indicó que de esta forma se rechazaron las "políticas antiinmigrantes" del gobernador y quedó patente que los inmigrantes son una parte esencial del estado.

Claudia Ramos, quien fue víctima de un accidente de tránsito tras el cual el oficial de policía que llegó al sitio del percance la entregó al ICE, se mostró "aliviada" de la decisión de la Legislatura y de poder vivir en Maryland "sin el temor del ICE o de ser detenidos por el solo hecho de ser inmigrantes".