EFE NewsLos Ángeles

Con los guantes puestos para dar la pelea, así aseguran estar los beneficiados del programa Acción Diferido para los Llegados a la Infancia (DACA) ante el nuevo intento del presidente Donald Trump de poner fin al programa, que según fuentes allegadas al Gobierno, será revelado tan pronto como esta semana.

El llamado a saltar nuevamente al cuadrilátero y enfrentarse con el Gobierno se dio después que diferentes fuentes consultadas por el medio The Hill aseguraran que la Casa Blanca buscará esta semana de nuevo rescindir el beneficio que ampara de la deportación a unos 650.000 jóvenes indocumentados.

DENTRO Y FUERA DE LA CORTE HABRÁ PELEA

"Si intenta terminar el programa DACA, lucharemos contra él en cada paso del camino. Dentro y fuera de la corte", sentenció el soñador y abogado Luis Cortés tras conocer de la posible inminencia del nuevo intento de cerrar el amparo.

Cortés hace parte el equipo legal que demandó a Trump en septiembre del 2017 cuando el mandatario hizo su primer intento de rescindir la protección creada en 2012 por el Gobierno de Barack Obama, y que fue invalidada por el Tribunal Supremo el pasado 18 de junio.

Esencialmente, el fallo del Tribunal Supremo obliga a la Administración Trump a repetir su intento de detener DACA por la vía ejecutiva después de que la máxima instancia judicial considerara que los argumentos expuestos en el primer momento de la Casa Blanca no eran justificación suficiente para poner fin al programa.

Tanto Cortés, el equipo legal al que pertenece, como los demandantes esperaban el nuevo ataque por eso están listos para revisar con lupa el segundo intento del presidente de poner fin al beneficio, y escudriñar cuáles serán los argumentos que está vez pondrá para ganar la pelea.

UN JUEGO POLÍTICO

Para Dulce García, una de las seis "soñadoras" que encabezó la primera querella legal en defensa del programa el nuevo intento del Gobierno Trump contra el beneficio no es una "sorpresa".

"Es de esperar que el presidente mantiene su batalla contra DACA en este año de elecciones, hace parte de su campaña", insiste la migrante, quien ha vivido casi dos décadas de forma indocumentada y ahora cuenta con un permiso de trabajo.

Sin embargo, García está convencida que a Trump no le alcanzará el tiempo para poder echar abajo totalmente el programa antes de las próximas elecciones del 3 de noviembre.

AÚN SIGUE LA ESPERA

Por su parte, Vásquez Ramos, que lideró el primer programa de estudios para reconectar a "soñadores" con México a través de un programa educativo que organizaba viajes al país de origen de cientos de "soñadores", asegura que se deberían contrarrestar estas acciones presionando al Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) para que cumpla con el fallo del Supremo.

"Estamos esperando que se restaure por completo el programa y se acepten nuevas aplicaciones y el 'advance parole'. Exigimos que el Gobierno cumpla con el mandato de la Corte", advierte el profesor.

Cerca de 66.000 jóvenes indocumentados actualmente calificarían para ser beneficiarios de DACA, según cifras de Migration Policy Institute (MIP).

Vásquez Ramos es consciente de que el Gobierno tiene oídos sordos para esta petición, mucho más cuando el subdirector de Políticas de USCIS, Joseph Edlow, respaldó los pedidos del presidente de mandatario para trabajar en los nuevos argumentos para echar abajo DACA.

El funcionario incluso echó mano de la crisis de desempleados que afronta el país por la pandemia de coronavirus para despotricar del amparo migratorio.

"El hecho es que bajo DACA cientos de miles de extranjeros ilegales continúan en nuestro país en violación de las leyes aprobadas por el Congreso y para tomar los empleos que los estadounidenses necesitan ahora más que nunca", sostuvo Edlow en un comunicado oficial de USCIS.

JUSTO CUANDO VIENE LÓPEZ OBRADOR

La posibilidad de que el anuncio de la nueva ofensiva se dé esta semana está profundamente ligada con la visita del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al país esta semana, asegura el el profesor de la Universidad Estatal de California en Long Beach, Armando Vásquez Ramos.

Aunque espera equivocarse, el profesor cree que de darse el anuncio en medio de la estadía del mandatario mexicano al país, el Gobierno Trump estaría demostrando su verdadero poder.

"López Obrador va a ofrecer un programa de repatriación de los 'soñadores', dando becas para que estudien los jóvenes allá y ayudas. Esa va a ser su oferta", avisora el catedrático.

Para septiembre del 2017 cuando se cerraron las nuevas inscripciones de DACA, el 79 % de los entonces 689.800 beneficiarios activos del programa eran de nacionalidad mexicana, según datos proporcionados oficiales.

"Esto sería una bofetada para los mexicanos en el exterior, sabemos que nunca ha hecho nada por los inmigrantes, pero esto sería el peor error político que pudiera hacer López Obrador", considera Vásquez Ramos.

Anticipándose a esta situación el profesor envío una carta al presidente mexicano en la que le pedía no asistir al encuentro con Trump, y que por el contrario presione al gobierno estadounidense por el cumplimiento de la decisión del Tribunal Supremo con respecto a DACA.

“Ustedes (el Gobierno de López Obrador y México no tienen nada que ganar porque Trump los traicionará”, asegura la carta.