EFE NewsEl Paso (TX)

Con una protesta pacífica la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) y organizaciones aliadas en El Paso, Texas, se unieron este martes para decirle al presidente de Estados Unidos, Donald Trump "No eres bienvenido en la frontera sur".

“Él está ahorita en Álamo, Texa, celebrando la construcción de su muro como su legado, pero nosotros vamos a decir cuál es su legado: Él no es bienvenido porque bajo Trump murieron seis niños en detención, tres de ellos aquí en El Paso, bajo Trump llegaron las milicias que trajeron su discurso de odio y de supremacía blanca, bajo Trump miles de refugiados ahorita están rechazados en Ciudad Juárez (México)", dijo Fernando García, director de BNHR.

"Con Trump y con sus palabras hubo un ataque aquí en Walmart que dejó 23 muertos”, añadió el activista en referencia al tiroteo del 3 de agosto de 2019 en que un individuo llamado Patrick Crusius mató a 23 personas en un centro comercial de El Paso. Luego de ser arrestado Crusius declaró que su objetivo era matar mexicanos.

En medio de la conmoción que vive el país tras los disturbios en el Capitolio el pasado miércoles protagonizados por una multitud de seguidores del mandatario, los manifestantes en El Paso pidieron un juicio para el presidente saliente por dichos actos, además de presentar una solicitud formal para el desmantelamiento del “muro del odio” y la supremacía blanca.

“Que al momento que salga fuera de la Presidencia, de la oficina de la Casa Blanca, que los oficiales federales y estatales lo persigan en las cortes para darle justicia a la gente no solamente por los hechos que cometió, violaciones de la Constitución, de las leyes, del maltrato de gente, de su inhumanidad política", exclamó José Rodríguez, senador por el Distrito 29 de Texas.

"Perseguirlo no solamente en eso sino por casos penales porque esta es una persona corrupta y que cometió, les puedo decir como abogado de 45 años, incluyendo trabajo con el Gobierno federal en Washington, violaciones penales”, agregó.

Los participantes de la marcha se reunieron en el Parque Chihuahuita de la zona centro y terminaron su procesión de manera pacífica a un lado del muro fronterizo exclamando consignas contra la supremacía blanca y el presidente Trump, quien este martes realizó una visita a la región para supervisar el avance de la barrera.

En diciembre pasado, BNHR comenzó su Campaña de Reforma Migratoria 2021 en la Frontera, en la que se pedía una reforma migratoria inclusiva que incorpore un camino hacia la ciudadanía, la desmilitarización de la frontera sur, el cierre de los centros de detención de inmigrantes en todo el país y la reunificación de familias que fueron separadas por políticas migratorias.