EFE NewsNueva York

El Concejo de Nueva York aprobó este jueves por abrumadora mayoría un proyecto de ley que prohíbe en documentos oficiales de la ciudad el uso de los términos "extranjero", "migrante ilegal" o "inmigrante ilegal" para referirse a una persona que no sea ciudadano.

La propuesta del concejal Francisco Moya, el primero de origen ecuatoriano electo en Nueva York, fue votada en una sesión vía teleconferencia y solo obtuvo cuatro votos en contra en el Concejo, de mayoría demócrata y compuesto por 50 miembros.

La medida dispone que el término "extranjero" sea reemplazado por "no ciudadano" en los estatutos y el Código Administrativo de la Ciudad, cuando corresponda.

La medida pasó para la firma del alcalde, Bill de Blasio, y de ser convertida en ley Nueva York será la primera ciudad en eliminar esas palabras de las leyes locales, normas, órdenes, documentos y otros materiales de la ciudad, según un comunicado.

"Ningún ser humano es ilegal. Los términos 'extranjero' e 'inmigrante ilegal' son ofensivos, anticuados y deshumanizantes y no pertenecen a una ciudad como la nuestra, donde estamos orgullosos de nuestra diversidad y promovemos la inclusión de inmigrantes", indicó el presidente del Concejo de la ciudad, Corey Johnson.

De acuerdo con Johnson, esos términos "no tienen cabida en los documentos rectores o el discurso social de nuestra ciudad en la actualidad. Son palabras obsoletas y cargadas que se utilizan para deshumanizar a las personas que describen".

Por su parte, Moya destacó que su proyecto prohibirá que la ciudad use los términos extranjero ilegal o inmigrante ilegal "en leyes, documentos o materiales, a menos que haga referencia a una ley o programa federal".

"Las palabras importan", afirmó el conceja,l para agregar: "El lenguaje que elegimos usar tiene poder y consecuencias. Es hora de que, como ciudad, usemos nuestro idioma para reconocer a las personas como personas en lugar de deshumanizarlas y dividirnos".

La medida cuenta con el apoyo de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes de la alcaldía.