EFE NewsNueva York

Dos agencias del Departamento de Seguridad Nacional -Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) e Inmigración y Aduanas (ICE)- han sido responsables por el mayor número de casos de inmigración referidos a las fiscalías federales en Estados Unidos, hasta que la llegada del coronavirus provocó una drástica disminución, informó este martes el centro independiente Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Syracuse (Nueva York).

Pese a que los procesos judiciales se han recuperado en la mayoría de las fiscalías federales del país al nivel que tenían antes del azote de la pandemia, no es el caso de los asuntos relacionados con inmigración. Las fiscalías están recibiendo pocos referidos de la CBP, que en gran parte es responsable de arrestar a inmigrantes por su entrada ilegal y reingreso al país a lo largo de la frontera con México.

Históricamente esta agencia federal ha representado la mayoría de los procesos de inmigración que llegan a las fiscalías, pero eso cambió con la COVID-19 luego de que la Administración del presidente Donald Trump pusiera en marcha una política para deportar rápidamente a quienes intentan ingresar ilegalmente al país, destaca el informe de TRAC.

El desatarse la pandemia, el Gobierno de Trump puso en marcha la aplicación en la frontera de las normas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) bajo las cuales todas las personas detenidas por haber cruzado la frontera, incluidos los menores de edad, son deportados de inmediato.

"La disminución en las referencias de inmigración de la CBP a los fiscales federales, por lo tanto, parece estar impulsada, al menos parcialmente, por un cambio de política dentro de la Administración que prioriza la deportación sobre el enjuiciamiento", asegura en su informe.

Destaca que sin los casos de inmigración, el volumen de procesos federales presentados en la gran mayoría de las fiscalías se está produciendo a tasas similares a las prevalecientes antes del golpe de la pandemia y el cierre a mediados de marzo de las oficinas federales.

De acuerdo con TRAC, la recuperación en 14 de los 90 distritos judiciales federales en el país aún no alcanza el nivel previo a la pandemia, y esa lista incluye a los distritos Sur de Nueva York en Manhattan, Sur de Florida, Sur de Texas (Houston) y Norte de California, en San Francisco.

Pero si bien estos distritos albergan grandes áreas metropolitanas, otros distritos de grandes ciudades como el Distrito Norte de Illinois (Chicago) se han recuperado en gran medida, advierte el informe.

Además, los procesos judiciales federales en algunos distritos de zonas más rurales del país, como Maine y Vermont, también han tardado en recuperarse.

Los hallazgos se basan en un análisis de los registros caso por caso del Departamento de Justicia, actualizados hasta agosto de 2020, obtenidos por TRAC tras un litigio bajo la Ley de Libertad de Información.