EFEMiami

Grupos de derechos civiles de Florida condenaron este martes que el Gobierno de Joe Biden reabra un polémico centro de detención de Homestead, al sur de Miami, que llegó a albergar 2.500 niños inmigrantes y fue cerrado en 2019 por el Gobierno de Donald Trump tras presiones de organizaciones de derechos humanos.

"Es indignante" subrayó Lis Marie Alvarado, directora de American Friends Service Committee (AFSC) en un comunicado sobre una reapertura del centro, considerado por Amnistía Internacional (AI) como "cruel" e "ilegal".