EFE NewsWashington

La Administración del presidente, Donald Trump, erigirá además del muro físico que ha prometido construir en la frontera con México una barrera "virtual", gracias a un contrato que suscribió con una empresa de tecnología de California que usará inteligencia artificial para detectar cualquier paso ilegal entre ambos países.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó este jueves en un comunicado de que el sistema de Torres de Vigilancia Autónoma (AST, en inglés), que ya había sido probado en 2018 con cuatro torres instaladas en San Diego y desde entonces había sumado otras 56, se ampliará en los próximos años.

El sistema ha sido declarado como un "programa de registro", lo que, según el diario The Washington Post, supone que será un elemento enmarcado en el presupuesto de seguridad nacional.

La CBP indicó en su nota que prevé adquirir y desplegar "140 torres adicionales en los años fiscales 2021 y 2022, para alcanzar un total de 200".

El Post detalló que el acuerdo fue suscrito con Anduril Industries, una firma creada en 2017 por el emprendedor Palmer Luckey, uno de los fundadores de la compañía de tecnología de realidad virtual Oculus VR, adquirida por Facebook en 2014.

La CBP no detalla el nombre de la empresa ni la duración del convenio que, de acuerdo con el diario, es de cinco años.

Según la nota de prensa, el sistema, alimentado con energía solar, es adecuado para "ubicaciones remotas y rurales", posee un radar para detectar movimientos y una cámara que analiza las imágenes e identifica mediante algoritmos "elementos de interés, como personas o vehículos".

Esta tecnología, agregó por su parte el periódico, permitirá reducir las veces que los agentes fronterizos -que recibirán información de localización y mapeo en sus celulares- acudan a lugares donde los sensores se activaban al paso de ganado o grandes mamíferos.

La versión periodística agregó que el sistema no utiliza reconocimiento facial o de identificación personal.

El jueves pasado, Trump se desplazó a la frontera con México para destacar los avances en su promesa electoral estrella, la construcción de una barrera limítrofe, y eligió para ello el estado de Arizona.

"He construido el muro y ha ayudado al 100 % (...) Ha detenido la COVID, lo ha detenido todo", afirmó el mandatario durante un encuentro con funcionarios locales y federales en el municipio fronterizo de Yuma.

Los demócratas, por su parte, al oponerse a la construcción del muro promovido por Trump, se han decantado por el uso de tecnología "inteligente" como una alternativa más económica y efectiva para el control fronterizo.