EFE NewsNueva York

Un total de 8.387 personas que habían sido obligadas a permanecer en México, en el marco de la política Protocolo de Protección de Migrantes (MPP), ingresaron a EEUU hacia finales de abril, informó este martes el centro Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Syracuse, en Nueva York.

La cifra es más del doble del anterior reporte, que registró las entradas en febrero y marzo, hecho por este centro sobre el programa que implementó el expresidente Donald Trump y que la actual Administración de Joe Biden ha eliminado.

En el marco de la política de Protocolo de Protección de Migrantes, conocida como "Quédate en México", cerca de 70.000 solicitantes de asilo fueron devueltos a México desde 2019 una vez que llegaban a la frontera sur.

En el reporte de hoy, TRAC indicó además que los registros judiciales reflejan que a fines de abril aún permanecen en México 18.087 personas a las que no se les ha autorizado la entrada a EE.UU.

La mayoría de las audiencias de los 8.387 casos registrados hasta fines de abril fueron asignadas a Brownsville (Texas), de acuerdo al reporte, que revela que las personas que entraron a EE. UU. tras sus audiencias en Brownsville y Laredo representaron casi tres de cada cuatro a las que se les permitió el ingreso.

"Alrededor de la mitad de las personas de Venezuela (51%) y Cuba (46%) con casos pendientes de MPP habían sido puestos en libertad condicional tras ingresar al país a la espera de sus audiencias en la corte de inmigración a fines de abril", señaló TRAC.

En contraste, porcentajes mucho más bajos de personas de Guatemala (19%), Perú (17%), Brasil (13%) y Ecuador (4%) con casos de MPP pendientes habían llegado a EE. UU. al mismo tiempo.

De acuerdo con el centro, parte de esta diferencia puede explicarse por la mayor concentración de venezolanos y cubanos asignados a los tribunales del MPP en Texas donde la velocidad de procesamiento de las transferencias fue mucho mayor que en los tribunales de California.

Mientras que los de Perú, Brasil y Ecuador experimentaron una de las tasas de transferencia más bajas a pesar de que sus casos se concentraron de manera similar en los tribunales de Texas, lo que indica que la ubicación del tribunal no proporcionó una explicación completa de las disparidades.

Algunas de estas diferencias pueden explicarse por el momento en que llegaron los diferentes grupos de nacionalidad, según TRAC.