EFEMéxico

Activistas que están en contra de las construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) demandaron hoy al futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la cancelación de la magna obra.

Los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) protestaron frente a las oficinas de López Obrador en la céntrica colonia Roma donde entregaron un documento en que manifestaron su rechazo a la construcción de la nueva terminal.

"¡Tierra sí, aviones no!", expresaron los manifestantes en su mayoría del municipio de Atenco, en el Estado de México.

"Somos opositores a la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco, no al gobierno de López Obrador. Pero podemos decirle, con la sencillez y la dignidad de quienes han luchado, que le pedimos congruencia", declararon.

Los manifestantes señalaron que el futuro presidente "no puede negarse al diálogo" con los ciudadanos de los pueblos que resisten a la construcción del aeropuerto y entregaron su petición a Leticia Ramírez, titular de Atención Ciudadana del futuro mandatario.

Recordaron que su movimiento ha resistido 17 años y su principal demanda "es que se respete nuestro territorio".

Durante su campaña electoral, López Obrador dijo en varias ocasiones que si ganaba las elecciones del 1 de julio revisaría los contratos del construcción del NAICM ya que la obra comprometía demasiado dinero del presupuesto, y puso nerviosos a inversionistas y empresarios.

En esa etapa intervino el multimillonario mexicanos Carlos Slim, quien aseguró que el nuevo aeropuerto era un detonador de desarrollo para el país y frenar su construcción sería suspender el crecimiento del país.

López Obrador lo confrontó al señalar que si el veía una buena oportunidad de inversión "lo hiciera con su propio dinero".

Dos días después de los comicios, el jefe del próximo gabinete presidencial, Alfonso Romo, dijo que iban a comenzar a estudiar cómo se licitará la construcción de la nueva terminal aérea.

El anuncio del inicio de la construcción del NAICM se dio en septiembre de 2014, pero la idea de realizar un nuevo aeropuerto viene desde 2001, durante el mandato del hoy expresidente Vicente Fox (2000-2006).

Las protestas de los campesinos de Atenco, cuyas tierras iban a ser expropiadas, obligó a cancelar el proyecto, que fue retomado por el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La lucha dejó capítulos tan oscuros como el vivido en mayo de 2006 -momento en que Peña Nieto ejercía como gobernador del Estado de México-, cuando una fuerte represión policial acabó con la vida de dos jóvenes y dejo cientos de heridos y detenidos.