EFEGuadalajara (México)

En el tercer día de protestas en México por la muerte del joven Giovanni López a manos de la policía, el gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro, pidió perdón por los abusos policiales y anunció la liberación de todos los detenidos en las manifestaciones anteriores.

Cientos de jóvenes marcharon este sábado por el centro de Guadalajara, capital de Jalisco, pidiendo esclarecer la muerte de Giovanni, fallecido tras ser arrestado violentamente el 4 de mayo por policías municipales del cercano pueblo de Ixtlahuacán.

Según la familia, el joven, que murió lleno de golpes, había sido arrestado por no llevar cubrebocas, de uso obligatorio por la pandemia, algo que niega la fiscalía estatal.

Pero los manifestantes también exigieron la inmediata liberación de los detenidos en las protestas del jueves y el viernes así como el hallazgo de al menos 17 jóvenes cuyo paradero se desconoce después de haber sido arrestados.

EL GOBERNADOR PIDE PERDÓN

Pocos minutos antes del inicio de la manifestación, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, pidió perdón a través de un video por los excesos cometidos por los policías estatales y municipales durante las dos primeras manifestaciones.

"Me dirijo al pueblo de Jalisco para ofrecer una disculpa a nombre del gobierno del estado y a título personal, por los hechos acontecidos ayer afuera de la fiscalía en donde jóvenes fueron agredidos por policías ministeriales", señaló.

Alfaro cedió a las demandas que proliferaron durante todo el día en redes sociales y anunció que todas las personas arrestadas en las últimas dos jornadas quedarán "en libertad de inmediato".

"Me duele mucho ver abusos de policías contra ciudadanos", aseguró Alfaro ante los videos difundidos en redes que muestran a policías sin uniforme golpeando y arrestando a manifestantes.

Explicó que un grupo de la policía ministerial "desacató la orden" de contener a los manifestantes sin violencia y sugirió que están relacionados "con grupos de la delincuencia".

Cuando el jueves fueron detenidas 27 personas en una manifestación en la que se prendió fuego a un policía, el gobernador acusó sin pruebas al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de instigar las protestas violentas.

INVESTIGACIÓN CONTRA POLICÍAS

Por su parte, el fiscal general de Jalisco, Gerardo Octavio Solís anunció que detuvieron a dos policías, entre ellos "un comandante de alto rango" involucrados en las detenciones ilegales del viernes que desobedecieron la instrucción de no cometer abusos.

"Los policías actuaron sin el mando y la conducción del ministerio público, detuvieron de manera arbitraria a diversos jóvenes, los ingresaron en algunas de las celdas no habituales para cualquier tipo de detenido, no llevaron un registro de detención adecuado ni un listado de personas ingresadas", admitió.

La misma Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) denunció que "se realizaron detenciones fuera de todo protocolo" mientras que el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo denunció que "se desconoce cuántas personas siguen en calidad de detenidas al igual que se desconoce su ubicación".

Por lo que se refiere a la investigación por la muerte de Giovanni López, este viernes se supo que el alcalde de Ixtlahuacán, Eduardo Cervantes, estaba citado ante la Fiscalía pero se desconoce su paradero.

Tres policías del municipio han sido detenidos por este caso, mientras que el Gobierno de Jalisco disolvió la policía municipal de Ixtlahuacán y tomó el control del lugar.

ABUSOS TAMBIÉN EN CIUDAD DE MÉXICO

Las protestas llegaron el viernes a la Ciudad de México, donde un grupo de encapuchados provocaron destrozos en el centro de la capital por el caso de Giovanni en Jalisco y el de George Floyd, asfixiado en Mineápolis (Minesota) por un policía.

Durante estas protestas, un grupo de antidisturbios pateó en la cabeza varias veces a una joven manifestante que había caído en el suelo, una agresión por la que han sido detenidos dos policías.

"Aún cuando se cometieron actos de alteración al orden que deben ser sancionados, di la instrucción clara y precisa de evitar una provocación. Sin embargo, desobedecieron las órdenes y se cometió abuso policial al menos contra una adolescente", expresó la alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum, en un video.

Mariana González