EFEChilpancingo (México)

El empresario mexicano Marco Iván Rodríguez Navarrete, directivo del club Chilpancingo, de la tercera división del fútbol de México, fue asesinado en el sureño estado de Guerrero, dijo este jueves la Asociación Civil Avispones.

El asesinato de Rodríguez es el segundo incidente violento que le sucede al club desde que un autobús que llevaba a sus jugadores fue atacado en el incidente en el que desaparecieron los 43 estudiantes de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre de 2014.

Dos personas murieron en ese ataque en el que los estudiantes de Ayotzinapa fueron detenidos por la policía de Iguala y entregados a narcotraficantes que los asesinaron, incineraron y tiraron sus restos a un río, según la versión que ofreció el gobierno mexicano.

Rodríguez, cuyo cadáver fue hallado el miércoles en una carretera cercana, dirigía desde hace un año la Asociación Civil junto con otros seis empresarios que respaldan con el ayuntamiento de Chilpancingo al equipo de fútbol.

"Adiós a nuestro presidente Marco Iván Rodríguez: líder, amigo, ejemplo de tenacidad y coraje por vencer los obstáculos de la vida. Descanse en paz", manifestó el equipo en sus redes sociales.

Rodríguez era propietario del restaurante bar Carbón y socio de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la ciudad de Chilpancingo por lo que su muerte provocó reacciones en ese gremio.

El presidente de Coparmex, Joel Moreno Temelo, ha pedido justicia por el asesinato y una línea de investigación que genere resultados positivos y evite que episodios similares se repitan.

"Estamos muy consternados y hacemos votos para que la familia de nuestro compañero tenga pronta resignación, pero sobre todo lo que queremos es hacer un llamado de atención a las autoridades competentes para que haya justicia, que este tipo de casos ya no se den en la capital, que no se vuelvan parte de nuestra vida", expresó Moreno Temelo.

La Federación Mexicana de Fútbol se sumó a las condolencias por el fallecimiento del presidente del equipo Chilpancingo en una esquela difundida en su página y las redes sociales.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, pidió al fiscal, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, investigar el asesinato del empresario, mientras el alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, dijo que llevará el caso a altas instancias para exigir que se haga justicia.