EFEMéxico

La candidatura del senador mexicano Félix Salgado Macedonio a la gubernatura del sureño estado de Guerrero divide al partido gobernante, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), entre el reclamo de mujeres militantes y el respaldo del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, reconoció este miércoles que Salgado no debería ser candidato hasta resolverse las dos denuncias de violación sexual que afronta, una de ellas de una víctima menor de edad.

“Me parece que por un acto de congruencia y hasta no saber más detalles, lo mejor es que tomemos esa decisión y que Félix no sea candidato, sin embargo, es una decisión que no depende solamente de mí", expresó Hernández en una entrevista con W Radio.

El caso de Salgado es polémica nacional desde el 30 de diciembre, cuando Morena anunció que sería el candidato a gobernador de Guerrero el próximo 6 de junio, cuando México celebra sus elecciones intermedias.

Salgado está acusado de violar a una joven de 17 años en 1998 y de abusar de una trabajadora del diario La Jornada Guerrero en 2016, con ambas denuncias pendientes en la Fiscalía del Estado de Guerrero (FGE).

La controversia arreció esta semana con manifestaciones en esa entidad en contra de su candidatura, pero también con una marcha a favor de cerca de 2.000 mujeres este martes.

Además, el presidente López Obrador ha defendido a Salgado al argumentar que a él le "fabricaron delitos" cuando contendió en las elecciones de 2006.

"Es un asunto partidista y también producto de la temporada, hay ahora una competencia en algunos estados porque vienen elecciones, entonces todo esto genera polémicas, acusaciones", declaró en su rueda de prensa matutina del viernes pasado.

Pese a estas palabras, más de 100 diputadas de Morena anunciaron que este miércoles presentarían un punto de acuerdo en la comisión permanente del Congreso para exigir que la Fiscalía de Guerrero investigue las denuncias contra Salgado.

Militantes, simpatizantes y legisladoras de Morena han exigido al partido que respete la iniciativa "3 de 3 contra la violencia" que prohíbe participar a candidatos acusados de violencia machista, de discriminar a las mujeres o de incumplir con la pensión alimenticia si son divorciados.

"No podemos seguir permitiendo un círculo de impunidad, trátese de quien se trate", estableció el comunicado de las legisladoras, firmado por la diputada Lorena Villavicencio.

Sin referirse a las acusaciones en su contra, el senador Salgado Macedonio se ha limitado a presumir en sus redes sociales el apoyo del presidente del partido, Mario Delgado.

"Tuve la fortuna de saludar a otros distinguidos compañeras y compañeros de lucha. Abrazos a todas y todos", compartió el político en Twitter.

El caso de Salgado cobra relevancia porque México tiene este año las elecciones más grandes de su historia.

El 6 de junio, 94 millones de votantes están llamados a elegir a los 500 diputados federales, 15 gobernadores de un total de 32 estados, 30 congresos estatales y 1.900 ayuntamientos, un número inédito de competencias.

Morena deberá defender su poder frente al bloque opositor formado por el derechista Partido Acción Nacional (PAN), el exgobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que antes eran rivales entre sí.