EFEMéxico

Accidentes con diferente grado de complejidad, como sismos, choques, colapsos y derrumbes, son simulados para que el equipo de Búsqueda y Rescate Urbano de la Secretaría de Marina (Semar) de México se adapte a la solución de problemas en caso de una emergencia.

El equipo se entrenó en Ciudad de México bajo condiciones de emergencia que, si bien no son 100 % reales, exigieron el esfuerzo de la unidad.

Este jueves, el escenario de prácticas fue un colapso simulado de la estructura de una fabrica de muebles por un sismo de madrugada que sorprendió a dos guardias de seguridad, únicas víctimas, que fueron rescatados por el equipo.

Con 28 rescatistas, siete mujeres y 21 hombres, el equipo está compuesto por trabajadores de distintas áreas de la Semar y su integración a la unidad es de manera voluntaria.

LA AYUDA COMO PRINCIPIO

"Cuando se me presentó la oportunidad de pertenecer al equipo, nació mi interés de integrarme, siempre por ayudar a la gente", dijo en entrevista con Efe, Renata Martínez, graduada en administración empresas y quien trabaja en contrataciones.

Para Martínez, el trabajo del equipo ha sido destacado y muchas personas al interior de la Semar ya les han preguntado cómo pueden integrarse.

"Tienen mucha voluntad y se quieren unir porque se han dado cuenta de la importancia del trabajo que hacemos", apuntó.

Contó que la preparación física es muy importante para todos los integrantes del equipo, pero en especial para las mujeres porque hay "que cargar herramientas pesadas, entre 25 y 30 kilos, y mochilas igual de pesadas".

Recordó que el equipo estuvo presente en el rescate tras los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre de 2017, que sacudieron el sur y centro de México y que a ellos le dejaron un gran aprendizaje al ver cómo se dio la unión entre los ciudadanos para rescatar y salvar a las personas.

"Aprendimos de otros equipos nacionales y extranjeros y esa fue para nosotros una gran experiencia porque conocimos en el terreno otras técnicas de rescate", apuntó.

Dijo que la satisfacción más grande "es llegar hasta donde está una persona herida y saber que tú eres su esperanza de vida y por ello he llorado de alegría".

ENTRENAR Y ENTRENAR

Salvador Ramírez, quien es el líder de la unidad y trabaja como impresor en la Secretaría de Marina, dijo a Efe que el entrenamiento constante es la mejor manera de enfrentar una emergencia en la realidad.

"Nosotros tenemos que estar constantemente practicando para que cuando llegué un evento real estemos capacitados física y psicológicamente para poder ayudar a las personas", expuso.

Con una capacitación básica como paramédicos, el equipo de Búsqueda y Rescate Urbano de la Semar se especializa en extracción de personas de vehículos accidentados, estabilización de personas y búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, en aguas rápidas, rescate vertical y espacios confinados.

En las reuniones de trabajo, por ahora semanales debido a la pandemia del coronavirus, el equipo analiza y resuelve casos hipotéticos en los que revisa las condiciones de los accidentes y determina cual es la mejor estrategia para darle sentido a un rescate.

"La pasión por ayudar es lo que nos une", dijo Ramírez y aseguró que en casos de emergencia siempre será mejor contar con un equipo de búsqueda y rescate y no ocuparlo, que necesitarlo y no tenerlo.