EFEMéxico

El entorno generado por la pandemia del coronavirus en México ha llevado a las farmacias independientes y comunitarias a adoptar nuevas tendencias para atender y abastecer a la población, especialmente al hacer uso de nuevas tecnologías, entregas a domicilio y métodos electrónicos de pago.

Juvenal Becerra Orozco, presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (UNEFARM), aseguró este jueves que las farmacias comunitarias juegan un papel preponderante en el reforzamiento de la cadena de salud en México, pues tienen presencia en prácticamente todo el territorio nacional.

"Desde zonas urbanas, hasta sitios rurales de lejana accesibilidad, el sector contribuye con la generación de más de 30.000 empleos directos en el país", dijo con motivo del Día Mundial del Farmacéutico que se celebra cada 25 de septiembre.

Becerra Orozco reconoció los desafíos que tiene cada farmacia independiente para poder subsistir en un mercado que cada vez requiere mayor profesionalización, capacitación, competitividad y actualización para ser una opción viable para la población.

El director agregó que la pandemia de COVID-19 ha planteado importantes retos para la industria, de ahí que haya nacido el proyecto integral Torre de la Salud, con el que se impulsan diversas acciones junto con laboratorios, distribuidores y farmacéuticos.

El objetivo es apoyar a miles de familias mexicanas cuya farmacia es el sustento de su economía y con las cuales se logra surtir de insumos y medicamentos a los sitios más recónditos del país.

Becerra Orozco explicó que mediante la Torre de la Salud se ha logrado tener la sistematización e investigación de laboratorios como Loeffler, GenommaLab, Prudence, Gremar, Allen y KTBH byDMED y la información es complementaria con las observaciones y estadísticas de consultores como DIMEFA, DKT y Comercia TP.

"Con ello las farmacias independientes tenemos la posibilidad no solo de surtir medicamentos a los pacientes, sino de aterrizar información de referencia hacia los profesionales de la salud y hacia la población en general", explicó.

Destacó que la interacción y coordinación con autoridades locales y federales, así como con representantes de los diversos eslabones del sector farmacéutico es fundamental para seguir atendiendo de mejor forma los efectos de la pandemia de COVID-19.

El directivo reiteró el llamado del sector farmacéutico a continuar el uso sistémico del cubrebocas y complementarlo con la utilización de gel antibacterial, tapetes sanitizantes, productos de desinfección, entre otros insumos, en un entorno donde se acerca la temporada de enfermedades respiratorias.

También exaltó la responsabilidad de la industria farmacéutica, en conjunción con farmacias de cadena e independientes, de reforzar el abasto de los insumos preventivos y de medicamentos "que el entorno de COVID-19 nos implica".

El presidente recordó que hubo repuntes de hasta un 300 % en la demanda de algunos insumos como cubrebocas y gel antibacterial, sin embargo, "en coordinación, podemos garantizar el abasto en esta temporada invernal", puntualizó.