EFEChilpancingo (México)

El Congreso del estado de Guerrero, sur de México, aprobó este martes una ley que permite la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.

Con 30 votos a favor, 13 en contra, uno nulo y una abstención, Guerrero se convirtió en el octavo estado en México en aprobar dicha ley.

La legislatura LXIII avaló derogar el artículo 158 del Código Penal de Estado de Guerrero que penalizaba de 1 a 3 años a las mujeres que se sometieran a un aborto voluntario.

Entre las modificaciones hechas a la legislación se aprobó también eliminar la denuncia penal como requisito para abortar en caso de violación, establecido en el artículo 159.

La aprobación del aborto se dio en medio de protestas de grupos provida y feministas, quienes no cesaron sus manifestaciones desde el pasado 28 de abril, cuando la Comisión de Justicia aprobó el dictamen sometido a votación este martes.

Al interior del congreso estatal también se dieron opiniones encontradas e incluso Julieta Fernández Márquez, legisladora del ante oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), acusó a la iniciativa Spotlight de Naciones Unidas y a la organización GIRE, que da servicios de aborto legal y seguro en México, de promover la interrupción voluntaria del embarazo y tener presupuesto "al servicio de la industria del aborto".

Mientras que el diputado del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Antonio Helguera Jiménez, consideró que los señalamientos "son tendenciosos para hacer quedar mal a los legisladores".

Además, dijo que "no se trata de un sí al aborto o un no a la vida, sino una muestra de compromiso con el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y como un mandato constitucional".

Guerrero es una entidad que cuenta con dos declaratorias de alerta de violencia de género por agravio comparado, decretadas por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y entre los temas a revisar estaba la despenalización del aborto.

En el estado de Guerrero por lo menos tres legislaturas habían aplazado la despenalización del aborto. Incluso la anterior, con mayoría del partido izquierdista Morena, la ofreció en su campaña política.

El 7 de septiembre de 2021, la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional la penalización del aborto en el norteño estado de Coahuila.

Aunque la decisión de la Corte solo invalidó el Código Penal del estado Coahuila, en el norte mexicano, sentó un precedente obligatorio para todos los tribunales del país, que deberán fallar a favor de las mujeres de otros estados.

Las mexicanas han avanzado en el reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos, en específico del aborto, que ahora es legal en las siete entidades mencionadas.

Tan solo en 2021, Veracruz, Hidalgo, Baja California y Colima aprobaron la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación, mientras que Ciudad de México lo hizo en 2007 y Oaxaca en 2019.

Cada año en el mundo se producen alrededor de 25 millones de abortos inseguros, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).