EFEAcapulco (México)

El secretario general del Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), Max Trejo, pidió hoy impulsar un "tratado internacional que garantice y promueva" los derechos de la juventud iberoamericana para superar las situaciones de pobreza, violencia o falta de acceso educativo.

Trejo inauguró en Acapulco, sur de México, el "Encuentro Internacional Jóvenes hacia el 2030", impulsado junto con el Instituto Mexicano de la Juventud, durante el cual jóvenes latinoamericanos abordarán su papel en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

En el marco del encuentro de tres días se realizará el viernes la XIX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Juventud, que también se celebra en la costera Acapulco.

"Atravesamos un momento crítico para el desarrollo sostenible, pero soy un fiel convencido que podemos enfrentarlos (...); así podremos avanzar hacia una región en la que los jóvenes sean los verdaderos protagonistas del cambio", dijo el secretario de este organismo que congrega a 21 países iberoamericanos.

Para ello, pidió a los Estados que "de una vez por todas" se comprometan a impulsar un "tratado internacional que garantice y promueva los derechos de los jóvenes".

Asimismo, hizo un llamamiento a impulsar una alianza internacional que sirva de "instrumento estratégico" y permita "vincular agendas, no solo entre los gobiernos sino también entre la sociedad civil, la academia, la cooperación internacional y también el sector privado".

De esta manera, apuntó Trejo, podrá superarse el "momento crítico para el desarrollo sostenible" que al día de hoy sufren los jóvenes de América Latina.

Se refirió así al incremento de pobreza y desigualdad entre la juventud, el bajo acceso a la educación profesional, los numerosos feminicidios, los embarazos adolescentes, la migración forzada y la represión a la libertad de expresión de la juventud.

Toda esta agenda es la que Trejo trasladará a los ministros y responsables de juventud de distintos países concentrados en Acapulco, para "definir una hoja de ruta política y técnica".

Según el Gobierno mexicano, el objetivo del "Encuentro Internacional Jóvenes hacia el 2030" es establecer un "diálogo diverso entre jóvenes activos en la implementación de los objetivos de desarrollo" desde la incidencia política, investigación social y proyectos locales.

De este modo, se busca visibilizar las acciones realizadas por jóvenes iberoamericanos y enfatizar la necesidad de "incluir la perspectiva de juventud" para el logro de la Agenda 2030.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada por todos los países de Naciones Unidas, incluye 17 objetivos para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y hacer frente al cambio climático.

De acuerdo con la OIJ, en América Latina 40 % de los desempleados son jóvenes, cuatro de cinco embarazos adolescentes no son planeados y solo 34 % de los jóvenes pobres terminan la educación superior.

Desde que los 22 países iberoamericanos firmaron el Pacto Iberoamericano de la Juventud en 2016, más de 13 millones de jóvenes han sido beneficiarios de programas sobre prevención de violencia, sostenibilidad medioambiental, inclusión social, igualdad de género y emprendimiento.

Durante estos días, analizarán en profundidad los resultados de este pacto, que la OIJ quiere elevar a tratado internacional.

"Se trata de deudas pendientes que tenemos en toda la región, deudas que tienen que ser saldadas porque son deudas que son un contrasentido para una agenda de desarrollo sostenible", dijo Trejo.