El líder de la mayoría en el Senado mexicano, Ricardo Monreal, rechazó este lunes que fuera un fracaso la consulta popular que convocó el presidente Andrés Manuel López Obrador para enjuiciar a los exmandatario del país y que tuvo una baja participación.

En una entrevista difundida por el Senado, Monreal afirmó que los resultados son positivos al argumentar que la consulta del pasado domingo fue "un ejercicio democrático que no se puede minimizar", pues participaron, afirmó, alrededor de 8 millones de personas.

No obstante, según el recuento definitivo del Instituto Nacional Electoral (INE), la cifra fue incluso menor y participaron solo 6,6 de los 93 millones de mexicanos convocados, cuando se requería el voto de 37 millones de personas para que fuera vinculante.

El "Sí" arrasó con el 97,7 % de los votos frente al 1,5 % del "No" y el 0,7 % de sufragios nulos, pero la participación fue solo del 7,1 %, muy lejos del 40 % necesario para que el resultado del plebiscito fuera vinculante.

En un inicio, la consulta proponía enjuiciar a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018) por corrupción, fraudes electorales y la guerra contra el narcotráfico, entre otros males.

Pero la Suprema Corte modificó la pregunta para preservar la presunción de inocencia y dejó un enunciado muy abierto que planteaba a los mexicanos si quieren "emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados".

Cuestionado sobre si tras este ejercicio continuará la impunidad para los expresidentes, el líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado recordó que la consulta no implica "enterrar o archivar" los expedientes o las causas que puedan existir de conductas antijurídicas.

Por ello, precisó, las investigaciones de carácter criminal o penal que existan sobre los exmandatarios van a continuar, independientemente del resultado del ejercicio.

En sintonía con el presidente mexicano, quien en la mañana acusó al INE de no tener ánimo para organizar la consulta, Monreal dijo que en el proceso hubo confusión, falta de información y supresión de más de la mitad de las casillas que se instalaron en las elecciones del 6 junio.

No obstante, felicitó a quienes acudieron a expresar su voto.

"Para mí, es un ejercicio valioso que ya se inició y que no van a poder eliminar ni evitar en los próximos años y décadas", expresó.

El senador consideró que ahora se deben preparar para la revocación de mandato en marzo próximo y recordó que presentó una iniciativa de Ley Reglamentaria, sin la que no se puede aplicar este ejercicio ciudadano.

Monreal también rechazó la percepción de que Morena y el presidente mexicano hayan perdido respaldo, pues dijo que, según las encuestas, el mandatario y su movimiento siguen con el respaldo de las 30 millones de personas que votaron por ellos.