EFEMéxico

México es un país megadiverso sujeto a grandes pérdidas de hábitat a causa de la contaminación y prácticas no sustentables, dijo a Efe el biólogo Hesiquio Benítez, presidente del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico (SBSTTA, siglas en inglés).

Puntualizó que por ello, “tenemos que hacer un profundo cambio en cómo estamos gestionando nuestra biodiversidad y ahí estamos buscando la colaboración a nivel federal, a nivel estatal y con las comunidades para hacer las cosas correctamente”.

Para analizar la contribución de México en el nuevo Marco Global sobre Biodiversidad que será adoptado en octubre, 180 especialistas participaron en el taller “Marco Global de Biodiversidad Post 2020”.

Divididos en mesas de trabajo, del 29 al 30 de enero, los expertos participaron en el evento organizado por la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), con el apoyo de Expertise France.

“Recopilamos cientos de comentarios específicos, que vienen de distintos funcionarios del gobierno federal y estatales, academia, representantes de comunidades locales y grupos indígenas, y ONGs”, indicó Benítez.

Explicó que los resultados de este ejercicio serán integrados en el primer borrador que llevará México a la segunda reunión global previa a la Conferencia de Partes (COP15) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), que se llevará a cabo en octubre en China.

Este convenio tiene tres objetivos, detalló el biólogo, la conservación de la biodiversidad, su uso sustentable y el reparto equitativo de los beneficios que se derivan del acceso a recursos genéticos.

“Hay comentarios muy puntuales para mejorar este primer borrador en todos los elementos, en más de la mitad se necesita literalmente cirugía mayor”, aseguró.

Las secciones que integran el documento abarcan los objetivos al 2030, así como 20 metas específicas, que van desde cómo abordar las causas de pérdida de la biodiversidad hasta cómo fomentar un ambiente habilitador para ello.

“Incluye también acciones de rendición de cuentas, de transparencia, de comunicación para toda sociedad en todo el planeta que se involucre en serio en detener esta crisis de biodiversidad, pero también en que la naturaleza, a través de un buen manejo, provea beneficios para la sociedad”, agregó.

Entre los asuntos de interés global que deben convertirse en prioridad de México, Benítez destacó la importancia de detener los promotores de la pérdida de biodiversidad que son más relevantes, pues “la pérdida de hábitat es fundamental”, dijo.

“No podemos seguir perdiendo bosques, ríos, selvas, mares”, subrayó.

Recalcó que se debe encontrar una solución urgente para detener la sobre explotación de especies, enfrentar el cambio climático y reducir sustancialmente la contaminación en aire, agua, suelo y mares, entre otras.

El especialista apuntó que en materia de biodiversidad en México existe alrededor del 10 % de especies animales de todo el mundo, y a nivel global un millón de especies se encuentran en peligro de extinción.

“Si calculamos que en México existe casi el 10 % de las especies de todo el mundo, entonces podemos hacer una inferencia de un 10 % de ese millón de especies”, señaló.

No se ha analizado a detalle, comentó, pero “siendo un país tan rico y entendiendo estas estadísticas globales, no es muy distinto la proporción que tenemos”.

Las conclusiones del taller serán publicadas en los próximos días en la página de la CONABIO y un segundo taller se llevará a cabo antes de julio para continuar avanzando en la posición que el México llevará a las negociaciones globales en materia de biodiversidad.