EFEPuebla (México)

La XXV Zona Militar de Puebla abrió este jueves parte de sus instalaciones para facilitar el tratamiento de pacientes con COVID-19 en este estado del centro de México, que suma 10.456 casos y 1.452 fallecidos.

Médicos, enfermeros y camilleros tienen una nueva batalla en el estado mexicano de Puebla, salvaguardar la vida de los habitantes de esta región que padecen SARS-CoV-2.

Según constató Efe en un recorrido, estas instalaciones pertenecientes al Ejército mexicano abrieron sus puertas a 43 profesionales de la salud que no tienen formación militar pero tienen todas las ganas de salvar vidas durante esta contingencia sanitaria.

PROTOCOLO ESTABLECIDO

El protocolo establecido empieza cuando suena la sirena de una ambulancia e ingresa un paciente, al que inmediatamente se le toma la temperatura y sus signos vitales, con la finalidad de saber la gravedad de padecimiento.

Tras el primer análisis, médicos y enfermeras colocan una protección plástica sobre la cabeza y tórax al paciente para evitar contagios, y lo trasladan a unos de los 20 módulos de atención donde son tratados con el material médico necesario.

El espacio, que abre sus puertas esta semana, destacaba hoy por sus pasillos blancos, las camas todavía vacías y los equipos médicos nuevos que pronto serán utilizados debido a la gravedad de la pandemia en la región.

RECONVERSIÓN HOSPITALARIA

Esta acción es parte del Plan DN-III que ha llevado a Ejército y Marina, quienes ofrecen parte de sus instalaciones al sector salud con el afán de evitar la saturación hospitalaria.

En el caso de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), son 34 Unidades Operativas de Hospitalización y 14 Unidades Operativas de Terapia Intensiva a nivel nacional.

El mayor médico cirujano José Miguel González Pedrazo aseguró durante el recorrido a medios que los módulos instalados están certificados y cuentan con todo lo necesario para atender a los pacientes contagiados con el virus.

"Lo que están viendo es nuestra unidad de hospitalización, la cual cuenta con 20 camas SARS-CoV-2", puntualizó.

A su vez, Fredy Rebollar, teniente coronel del Arma Blindada Diplomado Estado Mayor, aseguró que todas estas acciones son para salvaguardar la vida de los mexicanos, e indicó que cada una de las unidades médicas cuenta con 30 camas de recuperación y 20 camas más para terapia intensiva.

Según el último reporte, México registra 28.510 muertos por COVID-19 y sobrepasa a España en número de decesos escalando este jueves al sexto lugar mundial en mortalidad por la pandemia.