EFEMéxico

México registró 41 homicidios en los penales del país entre enero y octubre de 2019, una cifra superior a los 31 asesinatos registrados en todo 2018, según el más reciente informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019, en los primeros diez meses del año se registraron 41 crímenes, 40 de estos fueron en penales estatales (Cereso) y 1 de ellos en penales federales (Ceferesos).

En todo 2018 hubo 31 asesinatos dentro de penales, lo que representó una caída del 71,3 % comparado con los 108 casos registrados en 2017.

"De la información proporcionada por las diversas autoridades del país en materia penitenciaria se tiene que durante el año 2019 se registraron 975 incidentes, de los cuales 848 ocurrieron en centros locales y 127 en centros federales de readaptación social", indica el documento.

La CNDH considera incidentes los homicidios, suicidios, riñas, motines, desórdenes y abusos acontecidos entre enero y octubre del presente año.

En la presentación del documento el jueves en la tarde, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, dio a conocer que el promedio del Sistema Estatal de penales subió a 6,75 y el Sistema Federal logró 8,12, para una calificación nacional promedio de los penales de 7,43.

No obstante, González Pérez afirmó que México no podrá superar la situación que enfrenta en materia de seguridad y justicia si no revisa y atiende los problemas del sistema penitenciario, "ya que los centros de internamiento pueden ser focos o factores que propicien inseguridad, violencia, corrupción e impunidad".

De acuerdo con el informe de 2019, las deficiencias con mayor incidencia detectadas en centros estatales, que son los que tienen más reos, fueron autogobierno/cogobierno (33,33 %), la falta de prevención y atención de incidentes violentos (48 %), los cobros indebidos (40 %), sobrepoblación (33,33 %) o la insuficiencia de personal (72,68 %).

Además, se detectó que hay insuficiencia de programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria (51,91 %), presencia de actividades ilícitas (40,44 %) y deficiencia en los servicios de salud (32,79 %).

El estado con una mayor calidad y atención en sus penales fue el céntrico estado de Querétaro, con una puntuación de 8,22, mientras que el estado con peores condiciones para los reclusos es Tamaulipas, con 5,42 sobre 10.

Este viernes, varios organismos civiles y gubernamentales se han posicionado a favor y en contra del informe.

La ONG Asilegal lamentó la puntuación que ha recibido el noroccidental estado de Baja California (7,21 frente al 7,32 de hace un año) porque probaría que ha caído la atención en los penales, aquejados de sobrepoblación y hacinamiento.

"El Sistema Penitenciario del (estado de) Tabasco aprobó el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 de la CNDH mejorando su puntuación de 2018. Por ello, el compromiso de todo el equipo de trabajo es continuar trabajando para mejorar las condiciones en prisiones", apuntó en Twitter, Arturo Maldonado, director general del Sistema Penitenciario Estatal.

Este documento se presentaba habitualmente en el primer semestre del año siguiente. No obstante, el periodo de Luis Raúl González Pérez termina este 15 de noviembre, siendo sustituido por la activista Rosario Piedra Ibarra, elegida en medio de la polémica este jueves por el Senado.