La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) inició este lunes el segundo periodo de sesiones del año en el que discutirán, entre otros temas, la polémica reforma al poder judicial en la que se incluye la extensión de la gestión de su presidente, Arturo Zaldívar.

Durante la sesión de inauguración, Zaldívar refirió su esperanza de que en este periodo se resuelva el expediente relativo al artículo 13 de reforma judicial pues, aseveró, "su pronta resolución es fundamental para dar certeza a la ciudadanía y al propio poder".

Afirmó que este tema ha causado una gran inquietud y "empaña la trascendencia del poder judicial", puntualizó.

El magistrado se refirió a la polémica reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y la Ley de Carrera Judicial del Poder Judicial de la Federación en la que se incluye la extensión de la gestión de Zaldívar de 2022 a 2024 y que fue publicada a principios de junio por el Gobierno mexicano.

El artículo polémico establece que la persona que a su entrada en vigor ocupe la Presidencia de la SCJN y del Consejo de la Judicatura Federal durará en ese encargo hasta el 30 de noviembre de 2024.

Originalmente, el periodo de Zaldívar al frente de la Suprema Corte debía terminar en 2022, puesto que la presidencia del Poder Judicial tiene un plazo de cuatro años.

Ante la polémica, el propio Zaldívar activó el proceso para que el pleno del organismo se pronuncie sobre dicha reforma.

ABORTO Y MATRIMONIO IGUALITARIO, EN AGENDA

El presidente del Supremo señaló que además de la reforma judicial se discutirán otros temas relacionados con el aborto, el matrimonio igualitario y la objeción de conciencia.

Además de la ley de migración, los centros de atención infantil, competencias constitucionales en radio y televisión, la ley de la Guardia Nacional y una ley nacional sobre el uso de la fuerza, "entre muchos otros temas", puntualizó.

Señaló que la resolución de estos asuntos "dará lugar a la formación de jurisprudencia obligatoria, lo que unificará el lenguaje constitucional" y dará fuerza a los fallos del Tribunal Constitucional en el sistema jurídico.

Destacó la importancia de la independencia judicial, la cual, dijo, "es un valor del que todos buscan apropiarse" y apuntó que la SCJN seguirá demostrando su autonomía e independencia y avanzará en la consolidación de "una mejor justicia, más accesible, transparente y honesta".

El 17 de marzo de 2020 la Corte suspendió totalmente las sesiones presenciales de su pleno y salas, aunque el 20 de abril siguiente decidió reanudarlas únicamente de manera virtual, en un sistema en el que los ministros y secretarios de estudio y cuenta se comunicaron por videoconferencia.

Tras año y medio, el pleno de ministros volverá a reunirse de manera presencial, aunque seguirá aplicando los protocolos sanitarios por lo que se mantendrá aforo reducido de personas y seguirá privilegiando el trabajo a distancia.