EFEMéxico

La tormenta tropical Cristina aumentará su fuerza en las próximas horas con la posibilidad de convertirse en huracán al suroeste de la península mexicana de Baja California, dijo este jueves el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En su reporte de las 22.00 horas (03.00 GMT), el Servicio Meteorológico apuntó que la tormenta mantiene el potencial de lluvias muy fuertes en zonas de los estados de Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Colima, además de lluvias puntuales en Baja California.

El SMN indicó que Cristina generará rachas fuertes de viento y oleaje elevado en costas de Baja California Sur y de acuerdo con la trayectoria pronosticada es probable que este viernes alcance la fuerza de huracán categoría 1 de la escala Saffir-Simpson.

Cristina se localizó esta noche a una distancia a 540 kilómetros al sur-suroeste de Cabo San Lucas (Baja California Sur) y a 690 kilómetros al oeste-suroeste de Cabo Corrientes (Jalisco), indicó el SMN en su reporte.

La tormenta mantiene un desplazamiento con dirección oeste-noroeste a una velocidad de 19 kilómetros por hora y presenta vientos sostenidos de 110 kilómetros por hora y rachas de 140 kilómetros por hora, indicó la oficina.

La estructura nubosa de Cristina dejará lluvias puntuales muy fuertes con descargas eléctricas en los estados de Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Colima y precipitaciones fuertes en Baja California Sur, señaló.

Las autoridades mexicanas pidieron a la población de estas regiones que incrementen sus precauciones por las lluvias, viento y el oleaje y estar pendientes de los avisos del Sistema de Protección Civil.

El pronóstico es que Cristina se mantenga alejada de las costas mexicanas hasta que se degrade de forma paulatina a una depresión tropical para el 14 de julio.

Cristina se formó el 6 de julio en aguas del sur de México y es la tercera tormenta tropical de la temporada de huracanes 2020 del Pacífico, después de que Amanda afectó el sur y sureste del país a finales de mayo pasado y de Boris principios del mes de junio.

México espera para este año una temporada de ciclones tropicales más activa de lo normal, en la que se contempla la llegada de entre 30 y 37 eventos entre el Atlántico y el Pacífico.