EFEMéxico

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha pedido al Gobierno de México reforzar los planes de bienestar para las familias con niños en situación muy vulnerable y de gran riesgo por la crisis del COVID-19.

"Nuestro llamado es para utilizar lo que ya existe, utilizar los programas sociales dirigidos a población vulnerable y ampliarlos. No sirven como están porque si la gente (a la que están enfocados) vive al día, ahora no tiene ingresos", explicó este martes a Efe la jefa de política social de UNICEF, Catalina Gómez.

Más allá de pensar la salud y la higiene actuales, desde Unicef se preocupan por las consecuencias que la crisis económica actual puedan tener en la población infantil que representa el 34,9 por ciento de los 130 millones de mexicanos.

El problema se agrava por el hecho de que el 49,6 % de los niños menores de 18 años vive en situación de pobreza que una crisis como la provocada por la pandemia puede colocar en un mayor riesgo, por lo que Unicef considera imprescindible aumentar la atención hacia este sector de la población.

"En momentos de crisis las familias toman decisiones de supervivencia que muchas veces no van acordes al bienestar de la infancia. Hay una afectación grandísima en alimentación pero no es lo único: reducción en productos de higiene, menos acceso a salud y a la educación, estrés del hogar, etcétera", concretó García.

La experta enfatizó en la relevancia de los programas de bienestar existentes que, con sus fallos y carencias, pueden mejorarse y ser muy útiles, ya que tienen localizada a la población y no habría que seleccionar a los beneficiarios de nuevo, en situación de cuarenta.

Concretamente, piden al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador reconocer que hay que apoyar a las familiar con niños que viven al día y necesitan apoyo adicional en momentos de crisis, así como reconocer que los programas existentes puede mejorarse y aumentarse.

Algunos de los programas sociales que Unicef pide que se mejoren son las "becas Benito Juárez para educación básica y media superior", los "apoyos para niños y niñas, hijos de madres trabajadoras" o las "pensiones del adulto mayor y para personas con discapacidad".

Unicef propone que se sumen recursos adicionales de entre 13.000 (unos 534,5 millones de dólares) y 76.000 (unos 3.125 millones de dólares) a los ya presupuestados para 2020 para los programas de bienestar.

Gómez recordó que, aunque la inversión puede parecer una cifra muy alta y quizás al Gobierno le preocupe invertir esto, a largo plazo pueden evitarse graves consecuencias.

"Si tienes población que no se alimenta es afecta al desarrollo de los niños pero también en términos de productividad de un país", insistió.

Actualmente hay 2.439 contagiados y 125 personas han fallecido en México a causa del coronavirus en plena emergencia sanitaria que ha supuesto el cierre de las actividades escolares, eventos públicos y el cierre de todos los establecimientos no esenciales.