EFETokio

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, advirtió hoy de que la lucha contra el COVID-19 puede llegar a ser prolongada y pidió a los japoneses redoblar esfuerzos para evitar escaladas como las que se han registrado en Europa o Estados Unidos.

"Japón podría estar en la misma situación en poco tiempo, por eso pido al pueblo japones que tome conciencia", afirmó Abe en una rueda de prensa que ofreció este sábado para hacer un repaso de los efectos de la pandemia de coronavirus.

"Tal y como vemos los casos de Estados Unidos y Europa, se puede multiplicar el número de contagiados por treinta", agregó.

Según los últimos datos oficiales, en Japón se han registrado cerca de 1.613 infecciones, sin incluir 712 contagiados que estaban a bordo de un crucero que amarró a comienzos de febrero en el puerto de Yokohama, mientras que la cifra de fallecidos se eleva a 64.

Sin embargo, en los últimos días se ha hecho notar un inusual aumento en el número de contagiados en Tokio, donde ya se han registrado 362 personas infectadas, lo que motivó a las autoridades metropolitanas a pedir que este fin de semana sus habitantes procuren quedarse en casa.

"En las zonas urbanas se está acelerando el número de contagiados, además hay casos 'importados'" de otros países, agregó Abe.

A pesar de ello, el jefe del Gobierno nipón dijo que en principio no es necesario declarar el estado de alerta y utilizar los poderes especiales que le autorizó el Parlamento el pasado 13 de marzo, que entre otras medidas permite al Gobierno ordenar a los japoneses que no salgan de sus viviendas.