EFEBeirut

Las fuerzas progubernamentales sirias y sus aliados han continuado avanzando hoy en la provincia meridional de Deraa, donde controlan ya el 90 por ciento del territorio.

El Ejército sirio y sus aliados conquistaron hoy Taiha y Zimrin, dos pueblos situados en el noroeste de la provincia de Deraa, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Las tropas continúan lanzando intensos bombardeos contra la zona de Mozalaz al Maut, cercana a los Altos del Golán ocupados por Israel, dijo el Observatorio.

En las últimas 48 horas, las fuerzas del régimen y sus aliados han lanzado más de 1.350 ataques aéreos contra posiciones rebeldes, islamistas y yihadistas en Deraa y la vecina Quneitra, según cifras de la ONG.

En paralelo a los avances, al menos 12 soldados de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, murieron hoy en un ataque lanzado por facciones islamistas, en la localidad de Tel al Hara, situada en la provincia de Deraa, donde las fuerzas progubernamentales se han visto obligadas a replegarse.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que el ataque, llevado a cabo por el Organismo de Liberación del Levante (la alianza de la exfilial siria del grupo terrorista Al Qaeda), obligó a las fuerzas gubernamentales sirias a retirarse de una colina situada en Tel al Hara.

Por su parte, la agencia oficial de noticias siria, SANA, informó de quen las tropas gubernamentales conquistaron Tel al Hara y su colina, situada a 1.094 metros de altitud, pero no de su retirada como consecuencia de un ataque.

SANA también informó además de la toma de Taiha y de Zimrin, de la recuperación de otros dos pueblos: Um al Usach y Kafr Shams.

La Coalición Nacional Siria, la principal agrupación política opositora, denunció los bombardeos de régimen sirio y de las fuerzas aéreas rusas contra el noroeste de Deraa.

Activistas citados por la coalición aseguraron que el régimen intensificó el uso de bombas de barril y de racimo para obligar a los combatientes rebeldes a rendirse.

Según la coalición opositora los ataques lanzados por los rusos mataron a 3 civiles en el pueblo de Aqraba.

Una activista siria que residía en la localidad de Dael antes del comienzo de la ofensiva del ejército sirio, el 19 de junio, Huda Al Deiri, contó a EFE en una conversación por WhatsApp que desde ayer el ejército sirio está llevando a cabo un "ataque histérico" contra la localidades de Al Mal, Tisha, Mashara, Tal el Hara, y el Mozalez al Maut.

"Desde ayer están lanzando barriles, bombas, misiles, minas... todo tipo de cosas. Y esto ha hecho que la gente se vaya y que el número de desplazados aumente en la zona", aseguró la activista.

Paralelamente a los combates del sur del país, en la provincia septentrional de Alepo, al menos nueve personas murieron por la caída de misiles, atribuidos a Israel, que impactaron anoche en un centro militar operado por Irán, cerca de un aeropuerto militar, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Entre los muertos, seis son "voluntarios sirios", aunque se desconoce por el momento la identidad de los otros tres fallecidos, dijo la ONG.

El ataque tuvo como objetivo un centro de apoyo militar operado por la Guardia Revolucionaria iraní, situado cerca del aeropuerto militar de Al Nairab, al este de la ciudad de Alepo.

La ONG no especificó la cifra de heridos, aunque advirtió de que el número de muertos podría aumentar.

Hasta el momento, las autoridades israelíes no han realizado ningún comentario al respecto.

Una fuente militar siria indicó a la agencia estatal SANA que el ataque solo causó "daños materiales".

Asimismo, calificó la agresión de "un intento fracasado de apoyar a las organizaciones terroristas derrotadas en Deraa y Quneitra, ante los bombardeos del Ejército Árabe Sirio que continúa sus operaciones militares en las zonas de los terroristas".