EFEEl Cairo

El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, y el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, viajaron hoy a Berlín para participar en la conferencia sobre el arreglo del conflicto de Libia, que se celebra este domingo, a partir del alto el fuego promovido entre Turquía y Rusia.

"El presidente egipcio se ha dirigido este sábado a la capital alemana para participar en la conferencia de Berlín sobre de la crisis libia que se celebra domingo", informó la agencia estatal MENA, sin aportar más detalles.

Por su parte, Aboul Gheit también viajó a Berlín, donde expondrá la visión del organismo que representa, que requiere que la crisis libia termine con una "solución política global" mediante "el establecimiento de un alto el fuego, ya existente desde el 12 de enero", aseguró la Liga Árabe en un comunicado.

El organismo ha reiterado en varias ocasiones su rechazo a "todas las formas de intervención militar exterior en el asunto libio" y mañana, su secretario general invitará a todas las partes a "acordar todas las medidas necesarias para alcanzar la suspensión permanente de las operaciones militares", reza el comunicado.

Asimismo, Aboul Gheit instará a la "reanudación del diálogo sobre aspectos militares, político, de seguridad y económico", siempre bajo la supervisión del enviado de Naciones Unidas para Libia, Gasan Salama.

De esta forma, la Liga Árabe aseguró que el egipcio llamará a todos los países y organismos participantes en la conferencia de Berlín a "comprometerse con las conclusiones previstas de la cumbre y las resoluciones del Consejo de Seguridad (de la ONU) relacionadas con la prohibición de las armas, la soberanía y la paz del Estado libio".

A la conferencia, además del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte de Libia, y del jefe del Gobierno reconocido por la ONU, Fayed al Serraj, han sido invitados a participar Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, Italia, China, Turquía, República del Congo, la Unión Europea (UE), la Liga Árabe, la Unión Africana, Argelia, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos.

Berlín no ha confirmado por el momento qué líderes acudirán a la cita, aunque varios de ellos ya han hecho pública su intención de participar. Entre ellos, el secretario general de la ONU, António Guterres, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, el presidente ruso, Vladímir Putin, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

La cita de Berlín fue convocada la semana pasada por la canciller alemana, Angela Merkel, tras más de diez meses de combates desde la ofensiva que lanzó el Ejército Nacional Libio (LNA) contra Trípoli, que han causado más de 1.500 muertos -cerca de 300 de ellos civiles libios- causado más de 15.000 heridos y obligado a cerca de 100.000 ciudadanos a abandonar sus hogares y a convertirse en desplazados internos.

A Al Serraj, al frente del gobierno reconocido por la ONU, le apoya militarmente Turquía y le respaldan políticamente Italia y Catar.

Por otra parte, a Hafter le apoyan Rusia, Arabia Saudí, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, además de contar con el respaldo político de Francia y EEUU.