EFEBerlín

El Gobierno alemán declaró hoy que mantiene conversaciones con Washington respecto a la petición del presidente estadounidense, Donald Trump, de que los aliados europeos se hagan cargo de sus nacionales en las filas del Estado Islámico (EI) capturados en Siria.

"Ya ha habido conversaciones con la parte estadounidense y con los socios europeos estamos en estrecha coordinación", sobre todo con Francia y Reino Unido, dijo el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, en una rueda de prensa rutinaria.

Agregó que el Gobierno observa con detalle los actuales acontecimientos y afirmó que efectivamente se plantea la cuestión respectó a cómo abordar el tema de los combatientes y de sus familias capturados en el noreste de Siria.

En tanto, un portavoz del Ministerio del Interior habló de una cifra de ciudadanos alemanes retenidos por las fuerzas kurdas menor al centenar.

Precisó que desde 2013, partieron a la zona de combate en Siria e Irak 1.050 ciudadanos alemanes y que de ellos un tercio regresó ya a territorio alemán, y alrededor de 200 murieron.

Subrayó que "fundamentalmente todos los ciudadanos alemanes tiene derecho a regresar a Alemania" y a responder en su país ante la Justicia.

El portavoz de Exteriores, Rainer Breul, por su parte, apuntó a las dificultades para prestar asistencia consular a los detenidos, ya que Alemania no cuenta con representación diplomática en Siria, lo que también impide confirmar la ciudadanía de los presuntos retenidos alemanes.

En tanto, la portavoz de Justicia recordó que con Irak y Siria además no hay acuerdo de extradición.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, dijo ayer en un programa de la televisión alemana que considera la petición de Trump de llevar ante la Justicia en sus países de origen a los combatientes capturados en Siria de "en extremo difícilmente realizable".

Sólo sería posible, agregó, si se puede garantizar que contra estas personas efectivamente se abre un proceso de inmediato mientras están en prisión preventiva.

Para ello, agregó, en primer lugar es necesario un proceso de investigación que en la actualidad no se puede garantizar.