EFEEl Cairo

El número de policías muertos por la explosión de un artefacto que portaba un individuo en un barrio histórico cerca de la mezquita cairota de Al Azhar, lugar de referencia para los musulmanes suníes, aumentó a tres, informó hoy a Efe una fuente de seguridad.

El oficial sucumbió a las heridas horas después del suceso que ocurrió frente al Hospital Universitario de Al Husein, cerca de la mezquita de Al Azhar, el principal centro de análisis y pensamiento del islam suní, cuando un individuo que estaba siendo perseguido por los policías hizo detonar un artefacto que portaba consigo, según la versión del Ministerio del Interior.

Otros dos miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos, según Interior.

El autor del atentado fue identificado como Hasan Abdulá, de 37 años y de nacionalidad "extranjera", que hasta el momento no ha sido precisada.

Según Interior, este hombre estaba detrás también de otro intento de atentado que iba a ser perpetrado en la mezquita de Al Istiqama, en el oeste de El Cairo, el pasado viernes tras el rezo del mediodía.

La televisión estatal difundió un vídeo en el que muestra cómo las fuerzas de seguridad persiguieron en una calle estrecha al autor del suceso, que iba en bicicleta.

Una vez que lo agarraron por el hombro, se produce una deflagración que corta la grabación.

Según una fuente de seguridad, tras el atentado las fuerzas de seguridad descubrieron que el hombre había instalado una bomba de relojería en su hogar con la intención de volar el edificio, aunque este fue evacuado a tiempo.

Las fuerzas de seguridad impusieron un cordón de seguridad en la zona del suceso, que tuvo lugar ayer alrededor de las 21.00 hora local (19.00 GMT), y que está en una zona turística del centro de El Cairo, frente al famoso zoco de Jan al Jalili.

Hasta el momento ningún grupo ha asumido la autoría de esta acción suicida, algo poco común en Egipto en los últimos años donde los extremistas islámicos suelen llevar ataques con bombas o abriendo fuego.

El pasado 5 de enero un oficial murió después de que le explotara un artefacto cuando lo iba a desactivar cerca de una iglesia en El Cairo y dos días antes de la celebración de la Navidad copta.

El país está en estado de emergencia desde abril de 2017 como respuesta a una serie de atentados terroristas contra unas iglesias en el delta del Nilo.