EFELondres

El primer ministro británico, Boris Johnson, fue informado "en persona", pese a sostener lo contrario, de las quejas contra el exdiputado tory Chris Pincher, acusado de realizar tocamientos sexuales a varios colegas, según aseguró este martes un exfuncionario del ministerio de Asuntos Exteriores.

El miembro de la Cámara de los Lores (Alta) Simon McDonald mantiene que el líder conservador sí tenía constancia, pues fue notificado personalmente, de que se había abierto una investigación sobre Pincher por su conducta sexual hacia varios colegas, y de su resultado.

El nombre de Pincher ha sido noticia en este país en los últimos días después de que la prensa local destapara la pasada semana que el parlamentario "manoseó" en la noche del pasado miércoles a dos varones en un club privado del Partido Conservador.

Ese incidente forzó al diputado a presentar su dimisión como responsable de disciplina de esa formación y posteriormente le costó la suspensión por parte del Partido Conservador, si bien mantiene su escaño como independiente.

El incidente ha sumido al Gobierno en una nueva crisis por cómo ha gestionado el "premier" este asunto. Además, el pasado fin de semana se conocieron nuevas alegaciones contra el exdiputado, que se remontan a hace una década.

Downing Street -residencia y despacho oficial de Johnson- indicó ayer que el jefe del Ejecutivo no tenía constancia de que hubiera acusaciones contra Pincher cuando el pasado febrero lo nombró jefe de Disciplina de la formación.

No obstante, posteriormente la BBC informó -también ayer- de que el "premier" sí había sabido que se cursó una queja formal sobre Pincher.

En otro giro al caso, Simon McDonald, que fue el funcionario de mayor rango del Foreign Office entre los años 2015 y 2020, contradice ahora al Gobierno en una carta enviada a la comisión parlamentaria sobre estándares.

En esa misiva, McDonald asegura que durante el verano de 2019 un grupo de funcionarios "se quejó" a él sobre la forma de comportarse de Pincher y apuntó que se abrió también una investigación y que el exdiputado tory "se disculpó y prometió no repetir el comportamiento inapropiado".

"Boris Johnson fue informado en persona sobre el inicio y acerca del resultado de la investigación", asegura McDonald.

Por su parte, preguntado por este caso, el vice primer ministro y titular de Justicia, Dominic Raab, dijo hoy a la BBC que tras haber abordado el asunto con Johnson "en las últimas 24 horas", no le constaba que el líder conservador "fuera informado de manera directa".

"Con relación a la queja de 2019, aunque hubo conducta inapropiada, no llegó a derivar en una medida disciplinaria", puntualizó Raab.

En declaraciones a ese mismo programa del canal público, McDonald insistió, en cambio, en su versión: "Sé que el primer ministro fue informado en persona por un funcionario porque ese funcionario me lo dijo a mí en ese momento".