EFEGaza

El movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, actuará para detener de forma gradual el lanzamiento de globos y cometas incendiarias desde la Franja hacia Israel, confirmaron hoy a Efe fuentes de seguridad palestinas en la Franja de Gaza.

Según concretaron, Hamás mantuvo ayer una reunión en la que acordó acabar con los objetos incendiarios que están siendo arrojados por grupos de palestinos desde el enclave costero hacia las zonas colindantes a la valla de separación con Gaza.

La decisión se habría tomado tras los contactos con Egipto y el coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, que estarían mediando con el movimiento islamista para prevenir una nueva escalada militar, señalaron las mismas fuentes.

Además, precisaron, Hamás desplegó a miembros de sus fuerzas de seguridad a lo largo de la frontera con Israel para controlar la zona y evitar que se arrojen más objetos incendiarios, comprometiéndose a una disminución gradual de los lanzamientos en los próximos dos días.

Desde que comenzaron las protestas de la Gran Marcha del Retorno el pasado 30 de marzo junto a la frontera con Israel, se repiten los lanzamientos de globos y cometas incendiarias desde Gaza -bajo bloqueo israelí desde 2007-, que han causado más de 700 incendios y han dañado grandes extensiones de campos agrícolas israelíes.

Acabar con ellos se ha convertido en una prioridad para el Gobierno de Israel, que ve a Hamás -que gobierna de facto el enclave- responsable de la violencia que procede del territorio palestino.

La tensión aumentó este fin de semana tras la peor escalada desde 2014, por el lanzamiento de más de 200 cohetes desde Gaza y decenas de bombardeos de represalia israelíes sobre objetivos militares de Hamás, que causaron la muerte de dos menores palestinos.

El Ejército israelí argumentó que había decidido "tomar represalias" contra Hamás por el lanzamiento de los artefactos incendiarios, además del de cohetes y las agresiones contra la valla divisoria.

Como parte de las medidas de presión, el Ministerio de Defensa de Israel ha endurecido las condiciones del bloqueo que aplica sobre Gaza al anunciar la reducción del área de pesca de un rango de seis a tres millas náuticas, así como el mantenimiento del cierre de Kerem Shalom, el único cruce para mercancías entre Israel y la Franja.