EFEParís

El presidente de Francia, el socioliberal Emmanuel Macron, dispondrá de un Parlamento afín a sus reformas que contará con un alto porcentaje de debutantes en el hemiciclo (72 %) y de mujeres (38,65 %), informó hoy la Asamblea francesa.

"La nueva legislatura, que comienza el miércoles 21 de junio, se caracteriza por profundos cambios", afirmó la institución, un día después de la segunda vuelta de las elecciones legislativas ganadas holgadamente por La República en Marcha, de Macron.

Cambios, aunque no tan profundos, que también llegarán al Ejecutivo, el cual se prepara para una remodelación gubernamental, tras un mes de funcionamiento.

Según varios medios franceses, Richard Ferrand, ministro de Cohesión Territorial investigado por nepotismo, dejará el Gobierno a petición del jefe de Estado, que le propondrá coordinar el grupo parlamentario de La República en Marcha, debido a que se conoce "todos los meandros" de la Asamblea.

El relevo del exsocialista Ferrand podría oficializarse en las próximas horas, pues el primer ministro francés, Edouard Philippe, tendrá hasta mañana a las 18.00 hora local (16.00 GMT) para anunciar un nuevo gabinete, una práctica que se lleva a cabo habitualmente después de las elecciones legislativas.

Mientras se conforma el Gobierno, la mayoría absoluta obtenida por el movimiento creado hace poco más de un año por Macron cambia sustancialmente el paisaje político en el Parlamento.

El porcentaje de nuevos diputados asciende al 72 %, equivalente a 415 escaños en una Asamblea con 577 asientos, mientras apenas 145 han logrado renovar su puesto.

La agrupación de Macron, impulsora de esta renovación, también es la que más contribuye a la cuota de diputadas: de sus 350 cargos electos, un 46,45 % son mujeres.

Le sigue La Francia Insumisa del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, con un 41 % de mujeres entre sus 17 escaños.

En total, habrá 224 mujeres en la Asamblea entre 2017 y 2022, una cifra nunca vista en la democracia francesa, y en la anterior legislatura (2012-2017) las diputadas fueron 155.

Aunque empañado por una abstención récord (57,36 %), el triunfo del partido de Macron en la Asamblea facilitará la puesta en marcha de las reformas que prometió, las más inmediatas las de la ley laboral y la antiterrorista, ambas criticadas por varios sectores.

Los 350 diputados de La República en Marcha, que incluyen los 42 logrados por su socio centrista del Modem, están muy por encima de la mayoría absoluta (289 asientos) y aventajan claramente al resto de formaciones.

El partido conservador Los Republicanos y sus fuerzas aliadas han acabado como la principal fuerza de oposición con 135 escaños, pero siguen divididos en la estrategia a seguir esta legislatura entre la línea dura o la de la cooperación con La República en Marcha.

Los socialistas, en el Gobierno hasta hace solo mes y medio, y sus aliados han logrado unos decepcionantes 45 asientos, por delante del izquierdista La Francia Insumisa de Mélénchon y el ultraderechista Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen, con 17 y 8 escaños, respectivamente.

Le Pen, candidata presidencial batida por Macron el pasado 7 de mayo en segunda vuelta, celebró hoy su primer escaño como diputada logrado en Hénin-Beaumont (norte del país) y dio algunas pistas de sus próximos movimientos en la Asamblea.

A pesar de que cuadruplicó su representación parlamentaria respecto a 2012 (pasó de dos a ocho escaños), el FN falló en su objetivo de crear un grupo parlamentario propio, fijado en quince diputados, lo que da más poder de acción y dinero.

"Hoy no tenemos grupo, pero eso no quiere decir que no lo podamos tener mañana (...) No pierdo de vista ese objetivo", dijo hoy Le Pen, quien sondeará a otros diputados que puedan encajar con la línea de acción del antieuropeo FN.

La dirigente aprovechó para criticar el sistema electoral en Francia, que es mayoritario a dos vueltas.

"Hay que llamar la atención de esa injusticia. Una de las primeras cosas que haremos es pedir el sistema proporcional", anunció Le Pen, cuyo partido habría sacado 80 diputados en vez de ( con ese otro mecanismo.